Saltar al contenido
La Guía del Perro

Episodio 2: Esclava de guerra

Arco I: Ser mitad de la realeza

Episodio 2 Esclava de guerra

Gilbert recordó sus palabras. Mientras sudaba profusamente, tratando de tener la más mínima conversación privada con Duncan cometió un estúpido error.

“Jaja, escuché que la propiedad de Graham es muy hermosa en el sur. Me gustaría visitarla alguna vez.”

Como Gilbert apenas hablaba con Duncan, respondió con una sonrisa relajada:

“¿Sí? Este sin duda es el lugar más hermoso que he tenido.”

Gilbert no pudo responder a sus atrevidos comentarios. Duncan estaba lo suficientemente seguro de su posición como para decir que la capital del Imperio era parte de su propiedad.

¿Quién en el Imperio se atrevería a detener a Duncan Graham?

Duncan era un maestro en negociar, manipular y engañar y manipular a la gente. Por otro lado, su hijo, Alexandro, parecía vivir independientemente del mundo.

‘¿Es cierto el rumor?’

Se rumorea que bebe sangre humana y se baña en ella todos los días. Entonces se dijo que era casi un demonio, por lo que no había expresión en su rostro. Afortunadamente, fue reverenciado como un héroe del Imperio y el escándalo iba desapareciendo.

“En realidad, ella es medio perra, por lo que ni siquiera cuenta como realeza de todos modos. También tomaré un control estricto de los refugiados en Elpasa para que no se atrevan a rebelarse contra el Imperio.”

Gilbert miró a Alexandro y agregó rápidamente.

“Pero en caso de que no lo sepa, ¿no sería mejor destruir a todas las familias reales de Elpasa? Le hará sentir mejor deshacerte de todos los retoños que pueda tener”.

Alexandro estaba disgustado por las palabras de Gilbert de matar incluso a su esposa, a su familia, estrictamente para su propio beneficio. Pensando que más conversaciones con él no tenían sentido, se puso de pie sin responder.

‘La gente repugnante está en todas partes’.

Gilbert era el tipo de hombre que Alexandro más odiaba.

Cegado por su codicia, le recordó a su madre, a quien odió toda su vida, quien trató de dañar a su familia para obtener poder.

«Si no lo aceptas, tomaré a la Princesa como esclava».

Sintió que se le secaba la garganta. Tenía que beber vino de inmediato. Ignorando los ojos serios de Gilbert siguiéndolo, salió por la puerta.

“La Princesa será tratada como esclava de guerra”.

Cuando Alexandro terminó de hablar, se llevó la copa de vino tinto a los labios. Elpasa está completamente destruido, y mañana regresará a la capital de su Imperio, Nosteros. Quería terminar todo esto rápido y descansar.

«¿En serio? ¿Gilbert no dijo que recuperaría a su esposa?»

Evan se sorprendió por las palabras de su maestro de que la Princesa que había salvado fue tomada repentinamente como esclava de guerra. La Princesa, que era la esposa de su colaborador Gilbert, era especial solo por su posición. Pensó que podría usarla más, así que la mantuvieron con vida, pero él quería que fuese tratada como otra esclava de guerra, como las sirvientas regulares de un país derrotado.

Evan rápidamente pensó si la utilidad de la Princesa Beatrice que había salvado ya no valía la pena.

«Está completamente desinteresado de la Princesa».

«Si es inútil como princesa, podría ser poseedora de la semilla de la traición, ¿no sería mejor matarla mi Señor?»

“Mantenla viva. Después de todo, los hijos de esa Princesa no serán reconocidos como parte de la realeza».

Evan no podía entender por qué Alexandro le decía que ahora la mantuviera viva. No tenía el cabello rubio blanco y los ojos azules que simbolizaba la realeza de Elpasa, pero no obstante era una Princesa que fue nombrada como sucesora.

Sin embargo, Evan respondió que concedería la decisión del Comandante sin dudarlo. Su superior, Alexandro, era un hombre de confianza que podía entender cualquier decisión que tomara.

‘Tal vez es solo simpatía’.

Una princesa que fue apuñalada por la espalda por su marido. A primera vista, Evan parecía saber el motivo de que Alexandro le había dicho que la mantuviera viva.

Evan era muy consciente de cuánto odiaba el Comandante de los Caballeros a la gente como Gilbert.

Alexandro odiaba el palacio Imperial, que estaba lleno de luchas de poder, intrigas y humanos con forma de serpiente. Tenía una relación particularmente mala con su padre, Duncan.

Por eso, Alexandro siendo heredero de una gran familia noble con el título de Duque, fue a la guerra desde muy joven.

La guerra fue una de las excusas más fáciles y grandes para salir de la capital. Debido a esto, además de su físico inusual y su expresión consistentemente feroz, los rumores se volvieron cada vez más aterradores.

Un hombre como él, que solo vivía en el campo de batalla, y la atmósfera que lo rodeaba también era dominante, por lo que la gente común que lo vio por primera vez dijo que se sintieron angustiados de vivir con solo mirarlo a los ojos.

‘Simplemente le es indiferente la vida.’

Entonces, incluso Alexandro no hizo ningún esfuerzo o intento cambiar tales rumores o su reputación.

Teniendo en cuenta su historia familiar, Evan sintió pena por él. Era diez años menos que Evan, pero Alexandro no tenía ni la preocupación por la vida ni el interés en la vida como un hombre que se enfrentaba al fin del mundo.

«Cuando regreses al Imperio, habrá una fiesta de la victoria de inmediato».

Alejandro no respondió. Quiso decir que no participaría. Evan era uno de los pocos hombres que podía entender sus intenciones.

«Ya hay rumores de que Su Majestad le dará el título de Archiduque».

Alexandro, que escuchaba en silencio las palabras de Evan, se rió involuntariamente. Era inusual, pero era comprensible que su padre fuera una persona tan excéntrica.

‘El Archiduque, ¿dónde en el Imperio existe tal título?’

Cuando Alexandro rechazó el trono, Duncan se ofreció a crearle y conferirle un título superior a cambio del título de Duque.

Duncan Graham ya no era llamado Duque. Después del éxito del golpe de estado, se le llamó ‘Gran señor’ en lugar de su nombre y título. Se convirtió en un noble mayor, no en un del montón.

‘Era increíble en muchos sentidos’.

A diferencia de su padre, Alexandro era una persona tranquila y muy personal que no se llevaba bien con la gente. Sus pasatiempos eran leer, practicar el manejo de la espada y hacer ejercicio para el entrenamiento de fuerza.

En el estado de Alexandro, las fiestas eran una tarea esencial, pero su padre era Duncan Graham y él era Alexandro Graham. No había nada que pudiera ver y temer. Entonces, obligarlo a estar en un lugar con mucha gente como una fiesta era lo suficientemente raro, suficiente como para contarlo con la mano.

Sin embargo, esta fiesta de la victoria fue un poco especial. El Imperio Nosteros finalmente ha conquistado el continente. El imperio que absorbió hasta el último reino, Elpasa, ahora estaría en paz.

«Debes participar esta vez».

Fue una fiesta de la victoria que puso fin a una guerra que no se detenía desde hacía 10 años, y una fiesta para conmemorar la paz que llegó al continente.

***

«Ughh… Huuuu».

“Snif, snif…”

«Oh, por favor. Ugh… prefiero morir, mátenme».

Dentro de la celda con forma de jaula de cerdos, las sirvientas estaban ocupadas llorando. Incluso si fueran sirvientas, no podían dejar de llorar por el hecho de que fueron reducidas a esclavas inferiores al ganado en un instante porque habían vivido como más que plebeyas.

«Para de llorar. Sé que ahora parece que el mundo se te desmorona alrededor, pero seguramente llegará un día en que pensarás que vivir es mejor que morir.”

Beatrice estaba calmando a esas doncellas. Ella misma se había convertido en una esclava, y era como una comedia ver a la Princesa apaciguar a sus doncellas.

Pero antes de convertirse en realeza, era una persona común que vivía como esclava.

Es una pena que haya vuelto a caer en la esclavitud, pero de todos modos era mejor que morir.

“Oye, pero, oye, Princesa, oye, ¿cómo viviremos en Nosteros como esclavas… ¡Prefiero morir, ahh! ¡¿Tienes idea de cómo nos tratarán?! ¡Yo sí!”

Era su propia doncella, Lucy. Se puso colorada, la sangre enrojecía su cuello al alzar su voz ya ronca. Beatrice que vivió como una esclava ilegítima, de repente se convirtió en Princesa y la había visto todos los días desde que entró al palacio, era como su amiga más cercana.

“Lucy, no hay nada por lo que echarse a morir. ¿Acaso no estamos vivas ahora? Todos en el palacio están muertos. No sé cómo será la vida en el futuro, pero te lo puedo asegurar. Es mejor vivir duro que morir apresuradamente, buscar a tus padres y casarte”.

En ese momento, otra sirvienta, Rumi, que lloraba en silencio, gritó bruscamente.

“¡La Princesa antes era una esclava, así que eso es lo único que puede decirte! Ser un esclavo para mí es una cosa más vergonzosa que la muerte… Ahhhh… ¡Prefiero morir entonces!”

«¡Rumi, no le hables imprudentemente a la Princesa!»

Lucy, que estaba llorando, miró a Rumi y dijo con fiereza. Rumi era una de las sirvientas que a menudo hablaba y le faltaba el respeto a esta hija ilegítima, la princesa. Las sirvientas eran al menos más que plebeyas. Por esta razón, la mayoría de las criadas no trataban a la princesa que provino de la pobreza y la esclavitud como de la realeza.

Beatrice era un ser rechazado por todos en el Palacio Real.

Una esclava de un país extranjero consiguió pasar una noche con el Rey. La mujer murió dando a luz a un bebé, y los esclavos en la farmacia tomaron al bebé y la criaron a petición sincera de ella, que estaba en la misma situación que su hija. El nombre del bebé esclavizado era Chloe.

Y Chloe, la esclava que se convirtió en una Princesa por su matrimonio con Gilbert, recibió un nuevo nombre noble: Beatrice.

‘Pero mi tiempo como Chloe fue una bendición en comparación con los terribles dos años de Beatrice.’

Cloe era una niña especial. Cuando era muy joven, tenía todos los recuerdos de su vida anterior desde el principio de sus recuerdos. Tanto en sus sueños como en la realidad, los recuerdos de su vida anterior eran todos vívidos.

Su comprensión y pensamiento durante sus años de vida, desde la reencarnación, hasta pensar en su muerte y admitir que tuvo una vida anterior, la hicieron especial.

Fue gracias a su temprana comprensión de que tuvo la suerte de sobrevivir a pesar de haber sido abandonada tan pronto como nació.

‘Todavía estoy viva.’

Se dijo Chloe y pensó que tenía mucha suerte.

Después de vivir por 23 años como la feliz esclava Chloe, se volvió infeliz cuando entró repentinamente en el palacio después de que el Rey de su lugar de nacimiento se convirtiera en su padre biológico. 

Debido a que Gilbert era el hombre más rico de Elpasa y un amigo cercano del Rey, el Rey no podía rechazar su solicitud a la familia real de darla como su esposa.

Quería una de las princesas blancas, rubias y de ojos azules de la realeza de Elpasa, pero el Rey no podía casar a ninguna de sus únicas dos princesas con Gilbert.

Gilbert estaba algo decepcionado de que Beatrice, a quien le habían traído como esposa, tuviera su cabello oscuro y sus ojos oscuros, pero al menos estaba satisfecho con ella y la noche de bodas que pasó a su lado.

Entonces, el mayor Imperio, Nosteros, fue conquistando el continente invadiendo otros países independientes. Y el último país independiente que quedó en el continente, Elpasa, finalmente se derrumbó debido a la traición.

Toda esta serie de hechos pasó por la cabeza de Beatrice. No hubo lágrimas para ella. Ni siquiera pensé que esto era un sueño. Parece increíble, pero era real.

‘Viví con Gilbert durante dos años, pero…’

Cuando lo pensé de esa manera, la conclusión era rápida. Ella sintió que su matrimonio con él fue como una pesadilla. Todo esto sucedió en el momento en que pensó que sería mejor para ella morir. Así que originalmente era una esclava con máscara de Princesa, pero me preguntaba cómo sería volver a ser una esclava.

No había nada que ella no pudiera hacer de todos modos.

Lo más importante para ella ahora que era Beatrice fue el hecho de que estaba viva. No podía renunciar a la vida, así que de alguna manera tenía que volver a vivirla.

“Rumi, Lucy. Todo el mundo… han sido tan buenas conmigo Muchas gracias por cuidarme en el Palacio Real, mientras tanto deben vivir con ganas.”

Beatrice se despidió tranquilamente de todas. Sus doncellas la miraron ante sus últimas palabras, como si fuera su último saludo.

“Como dijo el caballero Evan por la mañana, todas somos esclavas. Por favor, no me llamen Princesa Beatrice nunca más. De hecho, creo que el título de esclava Chloe me queda mejor. Entonces, de ahora en adelante, no sean respetuosas conmigo y siéntanse cómodas conmigo”.

Algunas de sus doncellas parecían sorprendidas por los comentarios impactantes de la Princesa, pero la mayoría no dijo nada.

Cualquiera que sea su intención, originalmente solo mitad de su linaje era de la realeza, mientras tanto ha llegado el momento en que todas primero deban considerar su propia situación.

Elpasa ya no existe. Ya no había una fuerza militar para traer de vuelta al país contra el Imperio, un gran poder mucho más fuerte hubo en Elpasa, pero el Primer Ministro Gilbert, quien tenía el mayor poder, fue el traidor de todos.

“Están hablando mucho”.

Las doncellas que de repente escucharon la voz del caballero giraron la cabeza al unísono hacia el sonido. Todas respiraron hondo y no ocultaron sus ojos temerosos.

Fue porque el caballero que había venido no era otro que el que mató a la doncella Blair. Las criadas y Chloe no pudieron olvidar este caballero en particular. 

El Comandante de los caballeros que vio en el palacio Real no salió del cuartel después de eso, y Evan que la miró de manera extraña regresó por la mañana, diciendo que también sería capturada como esclava de guerra. Mañana junto a los caballeros regresarán a la capital del imperio.

Y el caballero frente a ellas, Leo, estaba loco.

En el cuartel solo se escuchaba su voz y nadie respiraba ni respondía a las palabras de Leo. Estaba loco, y no parece que nadie pueda igualarlo. Se estaba más seguro cuando mirabas sus palabras y acciones en silencio.

«Hola Princesa. Si es tan bueno volver a la esclavitud, ¿por qué no hacemos una conmemoración de ser una esclava?».

Leo arrastró a Chloe fuera de la jaula con manos ásperas. De repente, los otros caballeros alrededor de él y Chloe los estaban mirando. ¿Qué nueva cosa está tratando de hacer este loco? Pero todos tenían curiosidad de verlo.

“No, en realidad dijiste que originalmente eras una esclava. ¡Qué alegría tienes de volver a la esclavitud! Deberíamos celebrar esto, ¿no?».

Leo agarró a Chloe por el hombro y comenzó a juguetear con ella, arrastrándola salvajemente. Los otros caballeros se rieron y comenzaron a carcajear juntos.

“¡Señor Leo! ¡Nunca he visto el pelo negro! Me pregunto si hay pelos negros de ese color en algún otro lugar que no sea la cabeza”.

Ante los comentarios vulgares de un caballero, los otros caballeros comenzaron a animar a la Princesa para que se quitara la ropa.

«Yo también tengo curiosidad, Princesa.»

El otro caballero también decía lo mismo. Incluso ahora dudaba que fueran realmente caballeros. Eran tan desalmados que Chloe no podía levantar la cabeza avergonzada. Sabía las intenciones de los caballeros que intentaban burlarse de ella, pero presentía que algo malo le sucedería en mano de ellos si continuaba de esta manera.

Anterior / Menú / Siguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: