Saltar al contenido
La Guía del Perro

Los perros ayudando en trabajos sociales; Lazarillo, minusv√°lidos, sordos y terapeutas.

perros lazarillos

Los perros trabajadores sociales.

Los perros lazarillo de ciegos fueron durante mucho tiempo los √ļnicos animales de asistencia. Actualmente se crean asociaciones en todo el mundo y los m√©dicos son cada vez m√°s conscientes de Ia importancia del perro.

perros de ayuda
Los perros de ayuda a minusv√°lidos

Labradores, golden retrievers. pastores alemanes, colleys y algunos doberman. especialmente equilibrados. se encuentran al servicio de los minusv√°lidos motores. Caminan prudentemente al lado de las sillas de ruedas, recogen los objetos que caen al suelo, llevan el bolso de su amo, abren y cierran las puertas, encienden las l√°mparas y pulsan los botones de los ascensores, entre otras acciones. Los m√°s habiles, despues de dos a√Īos de adiestramiento. llegan a entender ochenta √≥rdenes.

Los estadounidenses fueron los primeros en adiestrar a esos perros para minusv√°lidos (service dogs (perros de servicio).

Los ejemplares seleccionados se muestran d√≥ciles, tranquilos, obedientes y fuertes; para remediar los fallos en su eficiencia ‚ÄĒcausados por el estrechamiento del v√≠nculo afectivo con su amo‚ÄĒ, son enviados de modo regular a cursos y conservan toda su eficacia.

Gracias a la ayuda proporcionada por sus compa√Īeros de cuatro patas, los minusv√°lidos disponende mas autonom√≠a y pueden valerse por si solos. Ademas, la presencia reconfortante del perro resulta tan valiosa como la ayuda que brinda.

Los perros lazarillo de ciegos
Los perros lazarillo de ciegos

Hace a√Īos, unos perros adiestrados de modo emp√≠rico acompa√Īaban a los ciegos que estaban obligados a mendigar para sobrevivir.

Los tiempos han cambiado y actualmente los invidentes, muchos de los cuales trabajan, pueden beneficiarse de los servicios de perros gu√≠a especialmente adiestrados. Dotados de un instinto y un comportamiento protector hacia los minusv√°lidos, estos perros comenzaron a ser adiestrados para estas funciones durante la Primera Guerra Mundial, primero en Estados Unidos y despues en Gran Breta√Īa.

El primer club frances de perros Iazarillo fue creado en Flandes, en Wasquehal, al final de la Segunda Guerra Mundial por una iniciativa de Paul Corteville, quien perfeccionó un metodo de adiestramiento.

El tama√Īo de los labradores, que facilita la manipulaci√≥n del arn√©s por el usuario, hizo de ellos los perros gu√≠a predilectos. Estos perros son seleccionados entre los dos y seis meses de edad por su docilidad, inteligencia, receptividad y equilibrio. Las hembras suelen ser elegidas por su docilidad y su carencia de agresividad con sus cong√©neres. Los cachorros, confiados a una familia de acogida aconsejada por un monitor, aprenden los principios de una buena educaci√≥n, obediencia, caminar atado, etc√©tera, que facilitar√° el adiestramiento posterior.

El adiestramiento

Propiamente dicho comienza cuando el perro tiene entre doce y dieciocho mesesde edad y dura entre cuatro y seis meses: dos sesiones de dos horas por d√≠a, es decir, unas cien horas, bajo la direcci√≥n de un monitor del centro. El animal aprende a tener iniciativa frente a un obst√°culo en un recorrido especial o en una situaci√≥n real; debe ser capaz de evaluar el peligro y de evitarlo. Al mismo tiempo, se le pone en contacto con su futuro amo invidente para favorecer el entendimiento que es imperativo entre ellos.¬†Un gran n√ļmero de perros est√° actualmente en cir-culaci√≥n.

La formacion de un perro, entregado de modo gratuito a su amo invidente, cuesta caro al centro que atiende a su adiestramiento. Los centros de perros lazarillo¬†merecer√≠an¬†pues la genero-sidad de todos ya que, adem√°s del instrumento eficaz y concreto que representa el animal, este es,¬†ante todo, un compa√Īero fiel y afectuoso que rompe el aislamiento de su amo.

Los perros para ayuda a personas sordas
Los perros para ayuda a personas sordas

Los estadounidenses fueron los primeros en tener la idea de adiestrar perros para hacer de oido a los sordos.

Procedentes de todas las razas, estos perros son seleccionados por su docilidad, obediencia y astucia; también deben ser guardianes vigilantes. La mayoría de ellos son bastardos o callejeros supervivientes de refugios.

Durante su adiestramiento, que dura cinco meses, aprenden a asimilar las √≥rdenes de la mano sin responder por medio de ladridos, sino por un adem√°n. Reaccionan al timbre de la puerta de entrada, al del despertador y del telefono, al llanto de un ni√Īo, etc.

Tipos de ayuda que puede brindar un Perro

El c√≥digo t√°cito vigente entre el hombre y el animal todavia puede mejorarse. Hay perros para sor-dos en Gran Breta√Īa y en los Pa√≠ses Bajos. En Estados Unidos, donde son numerosos, la American Humane Association, que ha lanzado el programade los hearing dogs (perros oyentes), ha conseguido que dichos perros, reconocibles por su collar rojo. tengan derecho a entrar en lugares p√ļblicos c√≥mo los perros gu√≠a.

Providenciales para los sordos profundos, para quienes no existe aparato alguno, estos perros brindan a sus amos no solo un oido, sino también una ayuda psicológica considerable. Su presencia constante y afectuosa rompe la soledad de los sordos, disminuye su ansiedad y les permite escaparde la depresión.

Los perros terapeutas
Los perros terapeutas

Los estadounidenses recurren desde hace muchos a√Īos a la pet therapy (terapia por medio de animales dom√©sticos). Cientos de hospitales y clinicas aceptan perros, conducidos por voluntarios, cerca de los enfermos. La mejor√≠a desde el punto de vista f√≠sico y mental resulta notor√≠a, sobre todo en el caso de largas enfermedades que afectan a ni√Īos.

Los ancianos que padecen la enfermedad de Alzheimer reaccionan de modo favorable en presencia de un perro. Se observa también una disminución de los estados depresivos. Unos ancianos, gravemente imposibilitados, comprobaron como mejoraba su ánimo y se reanudaba su actividad física, gracias a la presenciade un labrador durante seis meses en el servicio hospitalario que los acogía.

En Canad√°, el Institut de Zooth√©rapie (Instituto de Zooterapia) de Montreal efect√ļa investigaciones sobre la influencia del animal en los enfermosy ha comenzado una campa√Īa de sensibilizaci√≥n que aspira a la participaci√≥n del animal en el funcionamiento del hospital, en especial cerca de los ni√Īos.

En Francia, el m√©dico veterinario Ange Condoret, ya fallecido, mostr√≥ cu√°nto pod√≠a ayudar el perro a los ni√Īos afectados por trastornos psicol√≥gicos graves como el autismo. Pese a algunas iniciati- vas en el hospital Paul-Brousse de Villejuif o en Nantes, se ha de reconocer que la presencia del perro en los hospitales dista mucho de ser un hechohabitual.

Los perros en las c√°rceles
Los perros en las c√°rceles

En Estados Unidos, aconsejadas por adiestradores y veterinarios, las reclusas se encargan de adiestrar perros para minusv√°lidos motores; otras aprenden el acicalamiento con vistas a su reinserci√≥n. La presencia de los perros aporta un mejoramiento de las relaciones entre el personal y las reclusas y hace que los problemas de disciplina sean menos frecuentes y menos graves.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: