Saltar al contenido
La Guía del Perro

 Episodio 10 Un deseo

Arco XI: El gusto secreto del Archiduque

Episodio 10 Un deseo

Por otro lado, Alexandro odiaba los lugares ruidosos y llenos de gente.

No planeaba decirle a Chloe que fueran juntos al festival. Fue una decisión impulsiva, pero pensó que no sería mala idea visitar un lugar como este al menos una vez.

Siguió hacia donde iban los ojos de Chloe.

A veces miraba fijamente un puesto y, a veces, se fijaba en un árbol grande y decorado con colores. Y a mitad de camino, miró con curiosidad la luna llena. Espiaba a los artistas que actuaban y observaba cómo los vendedores vendían sus productos.

Eventualmente, los dos llegaron al lugar donde la gente se reunía para encender velas y rezar hacia la luna llena. Si venias a pedirle un deseo a la luna llena, tenías que comprar una vela primero.

Pero Chloe no tenía dinero. A ella realmente no le importaba si no podía tenerla.

‘Es un truco comercial de todos modos’.

No importa cómo pida el deseo, a la luna no le importará si pones tu corazón en ello y no usas una vela cara.

«Espera un minuto.»

Pero el Archiduque fue y le compró una vela. Al principio pensó que lo iba a hacer, pero compró dos velas, una para él y otra para ella.

Pensé que no iba a hacer algo así, pero hablaba en serio.

Encendí la luz y, como todos los demás, cerré los ojos y comencé a pedir un deseo interiormente. Chloe solo estaba mirando al Archiduque porque era algo divertido de ver. Parecía que golpearía tanto a los osos como al ganado con sus propias manos si se entrometieran en su camino, pero era divertido verlo creer e imitar estas cosas.

Como si hubiera terminado, colocó la vela encendida en el lugar asignado. Luego miró a Chloe, que aún no había hecho nada.

«También deberías pedir un deseo».

Chloe se echó a reír. Volvió la cabeza y sonrió, para que él no se ofendiera, cerrando rápidamente los ojos y pidiendo un deseo, pensando en lo que pediría Alexandro.

‘Por favor, haz que todos sus deseos se hagan realidad’.

Después de pedir un breve deseo, Chloe colocó la vela en su lugar. Y miró hacia la luna llena en lo alto. Fue realmente grande. Era la luna más grande que había visto en su vida.

Alexandro, que miraba a Chloe así, siguió su mirada y miró a la luna.

Fue una vista realmente grandiosa. Alexandro nunca había pensado que la luna fuera hermosa. Prefería el sol antes de la luna. La noche siempre era dura para él, que sufría de insomnio.

Pero la luna de hoy era diferente. La luna brillaba tanto que podía ver el rostro de Chloe justo a su lado con más detalle que la luz diurna.

Entonces se sintió agradecido con la luna en el cielo nocturno sin darse cuenta.

‘Te ves hermosa de esa manera.’

Pero estaba confundido. No podía decir si la mujer a su lado, mirando a la luna y sonriendo felizmente, era hermosa o si la luz de la luna era hermosa.

Después de ver la luna llena con entusiasmo, los dos regresaron al castillo del Vizconde Arehan con un paso más ligero.

Después de lograr la meta, Chloe pudo observar a los vendedores ambulantes con más detalle. Al pasar, algo extraño le llamó la atención.

«¿Oh?»

Era una flor de canario. El comerciante recogió la flor y la vendió, pero tras una inspección más cercana, los pétalos brillaban. Quería acercarme y mirar más de cerca, pero el Archiduque no parecía querer detenerse.

No le gustan los festivales ruidosos, así que querrá volver pronto.

Pero cuando miró al Archiduque, vio que él se volvió primero y se dirigió hacia el comerciante. El comerciante pareció sorprendido por la repentina aparición del gigante, pero no se olvidó de su deber como vendedor.

“Fue hecho por un artesano de otro territorio, una puntada de corazón. Puedo asegurarle que no podrá encontrar un producto como este en ningún otro lugar a este precio”.

Era una diadema inspirada en una flor de canario. Era muy llamativa, y parecía que le quedaría bien a una mujer realmente hermosa. Chloe tenía curiosidad por ver los capullos de flores que había visto antes en el jardín, pero él parecía tener una idea diferente.

«¿Quieres uno?»

Miró a Chloe y preguntó. Al escuchar su seria pregunta, ella se echó a reír de una manera escandalosa.

Ese tipo de cosas no eran adecuadas para alguien que se veía como un niño como ella. Sin embargo, su generoso amo estaba listo para comprársela de inmediato con solo una palabra que ella dijera.

El rostro de Chloe se calentó. También fue vergonzoso ver al comerciante. El hombre tampoco parecía haber pensado que ella se había detenido a mirar porque quería usarlo. El comerciante también tosió en vano debido a la vergüenza.

“Ehh. No, esta cosa… No es lujosa. Además… Eso, parece que es lujoso, pero cualquiera, hmmmm, cualquiera se vería bien usándola, ja, ja.”

El comerciante tartamudeaba sin cesar, quizás por su carácter que no sabía mentir, pensó Chloe, mirando el rostro serio del Archiduque que estaba realmente listo para comprarlo si ella lo quería.

“¿Cómo podría? Solo lo vi porque se parece a las flores que vimos antes. Vamos, regresemos rápido.»

Alexandro no apartó los ojos de la cara de Chloe mientras decía eso. Se dio cuenta de que ella pensaba seriamente que la diadema de flores de canario no le quedaba bien.

Se movió rápidamente con su mente absurda y avergonzada. Se volvió detrás de ella y, como en trance, se dirigió de regreso al castillo del Vizconde Arehan, donde él mismo la seguía de cerca.

El camino de vuelta se me hizo muy corto. Chloe todavía no podía apartar los ojos de todo lo que la rodeaba, sus ojos brillaban.

Pero Alexandro tenía algo que preguntarle antes de volver a su dormitorio. Cuando estaba pensando en cómo pronunciar sus palabras, Chloe habló primero.

“Archiduque, muchas gracias por lo de hoy. Es la primera vez que voy a un festival como este. Nunca había visto una luna tan grande. Muchas gracias.»

Chloe tenía una cara ligeramente emocionada. Su voz parecía ser un tono más alto de lo habitual.

«Si realmente me lo agradeces…».

Tan pronto como terminó de hablar, el Archiduque pensó: ‘Tsk. Parece que estoy pidiéndole algo a cambio.’

‘¿Qué otra cosa espera que haga por darle las gracias?’

Chloe no tenía nada que darle. Lo miró con cara de preocupación, pero el Archiduque no la miraba.

«Quiero… Una cosa, respóndeme algo».

Volvió a hablar con voz seria. Su voz sonaba incómodamente inquietante. Era una idea absurda, pero le parecía que estaba nervioso. Y ella tenía razón. Alexandro estaba realmente nervioso. Su mirada, que la había seguido todo el tiempo, no miró directamente a Chloe esta vez.

Chloe se estremeció por un momento. Se le había olvidado. Ella tenía algo que ocultarle al Archiduque.

No estaba segura de sí me preguntaría si soy la Princesa Beatrice.

Aun presa del pánico, él abrió la boca de nuevo.

«¿Harías eso?»

«Sí.»

Es mejor ser golpeada primero, y si alguna vez le pregunta si es una Princesa, Chloe se lo diría de inmediato y le explicaría que no estaba tratando de hacer trampa.

Ella también estaba incómoda por esta situación.

Nunca tuvo la intención de decirlo, pero estaba frente al heredero de los Graham, los gobernantes más poderosos del Imperio enemigo.

Además, era el Comandante de los Caballeros Templarios. Hubo momentos en los que se preguntó qué haría si sospechara de ella y tratara de matarla, pero pensó que si él lo pidiera, no tendría más remedio que decir la verdad.

Se quedó en silencio por un momento. Luego, vacilante, habló.

«Está bien, ¿qué deseo pediste?»

Una pregunta inesperada llegó a los oídos nerviosos de Chloe.

«¿Mi deseo?»

La voz ligera de Chloe, perdida en la tensión, salió. Pero Alexandro todavía nervioso no lo notó.

«Sí…»

De hecho, tenía la intención de hacer realidad su deseo. Puede ser un simple deseo para otros, pero él tenía el poder y el dinero para hacerlo realidad, cualquiera que haya sido.

Incluso si pidió volverse la segunda persona más rica del mundo, realmente él podría haberlo hecho posible.

Una de las cosas que Duncan preparó como dote para la novia de Alexandro fue la mina de diamantes y oro más grande del Imperio. Duncan ha estado preparando muchas cosas para la futura esposa de su hijo desde que Alexandro era joven. Y ya eran suyos como único hijo suyo.

Si quería deshacerse de su esclavitud, también podía dejar que lo hiciera él mismo. Un esclavo de guerra no podía ser removido de su estatus, pero la ley no tenía sentido para él. Podría haberla convertido en una noble del Imperio de nuevo.

Si hubiera querido que terminara la ceremonia antes… Desafortunadamente, también podría haberlo hecho. Si él aceleraba la marcha deteniéndose en menos de las propiedades programadas, podría haber terminado la ceremonia dentro de los tres meses.

¿Y si después de la ceremonia le pide trabajar con Jorge? Él podría hacer eso también. No fue difícil en absoluto.

Pero…

Temía que ella pidiera cumplir su deseo de reconstruir Elpasa o devolverle la vida a su Rey muerto.

En primer lugar, era algo imposible de hacer, pero lo que realmente le preocupaba era… Le preocupaba que, por casualidad, ella echaría de menos las cosas que él había roto y pisoteado.

‘No hay forma de que no extrañe el país en el que ha vivido toda su vida y al Rey, su única línea de sangre’.

Entonces él se odiará a sí mismo y se resentirá de sus acciones pasadas.

Una de las razones por las que temía escucharla era por todo lo que le había hecho a ella y a su país en el pasado.

Así que a menudo trataba de no presionarla demasiado, incluso así, aun no evitara cruzar sus propios ojos con los Chloe si no obtiene su respuesta.

Pero esperar su respuesta se sintió demasiado inquietante. Era una noche fresca, pero sus manos parecían estar sudando. Alexandro comenzó a ser consciente de su propia respiración, inhalación y exhalación. Era una prueba de que estaba realmente nervioso.

Se humedeció los labios secos. Ella todavía no respondió. Pero esperó pacientemente. En realidad, el momento no duró mucho. Simplemente se sintió largo en su mente.

‘Ah, ¿qué debo hacer? ¿Qué debo decirle al Archiduque?’

Chloe quería ser honesta, pero dudó en responder por temor a que el Archiduque pudiera preguntar sobre algo relacionado con Trigger. No era libre de decirle al Archiduque su orientación sexual a voluntad.

“… Recé para que el deseo de Trigger se hiciera realidad”.

«¡¿Qué?!»

De repente, una voz sobresaltada salió. Alexandro la interrogó por su respuesta, que nunca había esperado.

“Trigger me ayudó mucho. Pedí que haga realidad su deseo”.

Y Chloe respondió tímidamente. Alexandro inmediatamente dejó de caminar y la agarró del hombro.

Mientras caminaban, mirando solo al frente, se giró en un instante y de pronto sintió como el Archiduque la había apresado por los hombros con cara de sorpresa.

«¿Por qué, por qué pediste algo así?»

Alexandro, que vestía una capucha negra y la miraba con incredulidad, lucía diferente de lo habitual. Incluso la agarró y la levantó un poco, por lo que Chloe retrocedió rápidamente.

Afortunadamente, no dio fuerza a sus manos y ​​no la contuvo. Chloe, que escapó fácilmente de su agarre, vio sus ojos aterradores y quiso huir de inmediato.

‘¿Me vas a pegar por algo así?’

Ante el cambio repentino de su actitud, al ver un rostro que nunca antes había visto, Chloe recordó de repente el consejo de Anna.

“Además, dijo que le gustaba golpear a las mujeres”.

«La razón por la que a menudo participa en guerras es porque tiene ese tipo de pasatiempo».

Acababa de pensar que era un amo generoso y compasivo, pero tenía miedo de la cara incluso un poco amenazadora de Alexandro debido a la gran diferencia entre su físico con respecto a ella. Lo miró con una mirada aterrorizada en su rostro, y lo escuchó hablar sin demora.

«¿No quieres liberarte de la esclavitud?»

«Bueno, si quisiera eso».

«Entonces, ¿por qué no pediste ese deseo?»

“¿De qué sirve si pidiera un deseo imposible…?”

Su voz se hizo más tranquila a medida que regresaba. Siendo ella misma una esclava de guerra, sintió que no podía quitarse su condición de esclava de por vida. Esa era la ley del Imperio.

«¿Es ese un deseo que no se puede cumplir?»

“Pero tengo que seguir pensando en las cosas que no se pueden hacer… No quiero tener fantasías vanas que no se harán realidad. Simplemente estoy satisfecha con lo que tengo”.

“Tú realmente… ¿No quieres más?”

Después de escuchar su última pregunta, Chloe pensó en hacerle una pregunta de vuelta. Por alguna razón, sentía como si le estuviera preguntando lo mismo una y otra vez.

“¿Es el mundo un lugar donde todos los deseos se hacen realidad? Si el Archiduque quiere algo… Seguramente lo obtendrá.»

Sí, él nació con todo. Quizá el que tiene todo lo que quiere no se comprenderá a sí mismo. Así que probablemente esté haciendo la misma pregunta una y otra vez por eso mismo.

 “Creo que tengo la suerte de sobrevivir incluso ahora, así que tengo mucha suerte de estar donde estoy. El mundo es tan hermoso, no quiero vivir codiciosa, queriendo y ambicionando más de lo que necesito”.

Quizás, en su opinión, su vida, que consistía en estar persiguiendo a otros como esclava, parecía lo suficientemente miserable como para desear escapar.

Pero esa era su perspectiva. Fue la propia Chloe quien vivió su vida y no él.

En su vida anterior, era consciente de la mirada de otras personas y vivía siguiendo los deseos de otras personas como si fueran los suyos propios. De hecho, no quizo aferrarse al examen de servicio civil durante seis años.

Pero sus padres querían desesperadamente que se convirtiera en funcionaria. Debido a sus sucesivos fracasos en las pruebas, sus padres la alentaron a tomar el SAT nuevamente.

Ella no quería volver a tomar el examen de ingreso. Retomar el SAT entre jóvenes de 19 años siendo ella ya una mujer adulta fue demasiado vergonzoso.

Sin embargo, las palabras de sus padres fueron absolutas para ella mientras se preparaba para sus exámenes mientras trataban de empujarla y su continua decepción la hacía sentir peor.

También pensó que sin importar lo que quisiera hacer, de haberlo sabido lo habría intentado, pero en ese momento no tenía tiempo para pensar y reflexionar sobre sí misma, por lo que no sabía qué era lo que realmente quería hacer. Solo que tenía que obedecer a sus padres.

‘No fue mi culpa todo eso’.

Es solo que la sociedad capitalista moderna ha hecho que los jóvenes deban vivir de esa manera.

Solo cuando Chloe llegó a su vida actual se dio cuenta de eso. Se dio cuenta de que en su vida anterior había pasado el tiempo ahogada en la lástima de sí misma, la vergüenza y la decepción, y la frustración de sus fracasos. 

Lo siento mi misma.

Todo eso nunca fue tu culpa.

Aunque su vida en su vida anterior fue más larga que ahora, pensó que aprendería más en esta vida si considera con seriedad todo lo que ha pasado.

Sus anteriores experiencias que eran similares al estiércol, la hacían más fuerte. Incluso con todas las horribles experiencias que había tenido en esta vida, estaba agradecida por lo que le habían dado y fue muy afortunada de poder vivir con sus recuerdos pasados.

Entonces ella nunca quiso vivir como antes en esta vida. Ella era responsable de ser feliz el resto de su vida. Además, realmente tuvo la suerte de poder serlo.

Alexandro ya no podía mirarla así. Sintió una sensación realmente extraña.

De repente, su rostro pareció calentarse y pensó que se había equivocado al juzgarla según su punto de vista. Era la primera vez que se avergonzaba tanto de sí mismo desde que nació.

Frustrado, se quitó la capucha con las manos. Su rostro angustiado apareció en los ojos de Chloe.

Fue su primera vez viendo esa clase de expresión en su cara. Me pregunté cómo un hombre tan confiado y fuerte podría tener una cara tan preocupada por lo que dije, pero Chloe no dijo nada apresuradamente.

«… Vamos.»

Y comenzaron a caminar de nuevo.

Anterior / Menú / Siguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: