Saltar al contenido
La Guía del Perro

 Episodio 23 Sensible

Arco XIII: Donde sus ojos se encuentran

Episodio 23 Sensible

Al ver el rostro ensombrecido de Chloe, el corazón de Alexandro volvió a hundirse.

«¿Pasó algo con él?»

«No.»

«¿Pero por qué tienes esa cara?»

“Conozco a esa doncella, su nombre es Heidi… Me siento incómoda. Si hubiera sabido eso, habría hecho algo mejor por ayudarla”.

El Archiduque, que la había escuchado, respondió a la ligera como si no fuera nada especial.

«No tienes que hacerlo».

«¿Por qué?»

“Esa doncella también estaba usando al caballero. Estaban juntos porque se necesitaban el uno al otro”.

«¿Qué quieres decir? No entiendo muy bien…”

“La doncella era la vigilante de Wyler. Él… Fue contratado para hacer otra clase de trabajo. Más tarde, si lo hacía correctamente Wyler codiciaba obtener el título noble prometido, así que, probablemente ella pensó en casarse con él para subir de estatus también».

Sin embargo, Chloe no pudo entender la explicación de Alexandro. De repente se preguntó cómo él sabía todo esto, pero pronto se dio cuenta de que había olvidado lo más importante.

‘Realmente, el Archiduque es el Comandante de los caballeros’.

Estando a su lado todo el día, Chloe casi se olvida de que era un caballero del más alto rango. Después de todo, él era tan dulce con ella… Sobre todo la forma en que le hablaba y la forma en que la miraba.

A veces la miraba con ojos que parecían gotear miel. De repente, sintió envidia de la que sería su futura esposa.

Tal vez le vaya aún mejor a la persona que él realmente ame, pensé con amargura.

Ya sea que supiera lo que estaba pensando o no, cuando llegaron a su cuartel, el Archiduque adelantándose, apartó la pesada cortina de la barraca para que Chloe pudiera entrar primero.

***

Cuando fui al lugar donde los sirvientes ruidosos se reunían para preparar el desayuno, el tema más comentado fue el caballero Wyler y su doncella Heidi.

Se decía que Heidi también desapareció con Wyler. Ahora que ella se había ido, los demás sirvientes y doncellas escupieron palabras duras en su contra, como si hubieran soportado por demasiado tiempo permanecer callados.

Pero Chloe no podía entender por qué Heidi estaba siendo tan insultada.

«Creen que Heidi, siendo una chica plebeya, vendió su cuerpo para convertirse en noble».

Trigger le dijo en voz baja. Era muy consciente de que algunos de los sirvientes con cierto estatus aristocrático valoraban esto y tomaron la iniciativa de evitar y menospreciar a Heidi.

“Pero lo no entiendo muy bien… Entonces, ¿por qué otros sirvientes y doncellas plebeyos odiaban tanto a Heidi? Ellos también… De hecho, todos quieren ser algún día nobles. Creo que solo están celosos de ella.”

“Oye, piénsalo con calma. ¿Qué clase de imagen daba Heidi? Además ya no está, sin duda se fue con él”.

Dándole ligeramente una explicación, continuó.

«Y… ¿Celos dices? Heidi ciertamente se veía atractiva. Las doncellas ordinarias que son plebeyas ni siquiera tienen la oportunidad de aprovechar su cara bonita para casarse con algún aristócrata, y si lo logran aún menos se atreven a pensar en eso de esa manera. Heidi no lo entendió y corrió tras el caballero de esa manera tan evidente… Creo que no es diferente a una prostituta».

«¿Qué pasa con las relaciones entre sirvientes plebeyos?”

“Como somos gente común, podemos salir con otros de nuestro mismo estatus, pero Heidi era arrogante. Y como estaba tan ansiosa por casarse con un noble, se podría decir que también estaba celosa de los aristócratas, ¿no crees?”

Al final, significó que Heidi estaba siendo condenada al exilio porque pretendía casarse con un noble sin respetar el tema de ser un plebeyo. Chloe no pudo responder a las palabras de Trigger por un tiempo. Sintió como si hubiera vislumbrado el lado risible de la sociedad en la que ahora vive.

¿No terminan las chicas nobles desenamorándose y casándose por arreglo con desconocidos? No solo las señoritas, sino también los hombres aristócratas con excelente apariencia a menudo se casaban como si fueran vendidos a una mujer noble que era mucho mayor y más rica que ellos, para ser los padres de una clase más alta.

Era inevitable. El matrimonio es lo mismo que ser vendido por dinero o títulos, pero ¿por qué solo Heidi debería ser maldecida de esta manera? Los plebeyos en realidad querían convertirse en aristócratas, asombrados por la ropa que usaban y la comida que comían, deseando siempre tener la misma suerte.

Pero, ¿por qué se desprecia tanto a Heidi por hacer cosas que los nobles dan por sentadas? De hecho, no era nada especial en esta sociedad conocer de amoríos entre nobles y plebeyos.

‘¿Heidi, al ser una plebeya, estaba tratando de mejorar su estatus usando sus propios trucos? ¿Es eso?’

“Además, piénsalo ¿ese noble caballero realmente consideró en casarse con Heidi? Él debe haber estado jugando con ella por un tiempo. En realidad, hay muchas mujeres que son tan bonitas como ella que están dispuestas a tener un romance pasajero… ”

Incluso Thomas, de quien se decía que se había convertido en aristócrata porque su padre, que era su comerciante, compró el título de noble, ridiculizó a Heidi y se rió de ella. Chloe al verlo sintió la mayor de las decepciones por Thomas.

‘Está bien que las mujeres nobles sean vendidas por matrimonios arreglados, en ese sentido, ¿Heidi merece ser repudiada porque está tratando de venderse a sí misma? ¿Significa que las mujeres solo deben venderse por un tercero para ser aceptadas?’

Chloe pensó que este pensamiento retrógrado podría deberse a que los derechos humanos de las mujeres son muy bajos en esta sociedad. Pero cuando vislumbró su imagen en medio de tal sistema jerárquico, consideró que tenía que aceptar que el  mundo que pensaba que era hermoso, de repente se sintió desconocido y mortífero, y también supo que se estaba enamorando cada vez más de su posición actual.

‘Sin duda prefiero ser feliz.’

Era una esclava de guerra que no podía venderse a sí misma y no tenía ningún atractivo femenino para ser ofrecida a un hombre. No tenía título, ni rango, y no era lo suficientemente bonita como para ser su apariencia la razón de un casamiento por arreglo.

La razón por la que tuvo que casarse con Gilbert fue por su posición real como la ‘Princesa’ Beatrice.

Pero, ¿a quién se le ocurriría casarse con una esclava de guerra que tendría que pasar el resto de su vida como esclava sirviendo a otro? Más bien, estaba muy feliz. Probablemente no haya ningún hombre que quiera casarse con ella. Es más…

«Me alegro de que tú no tengas que preocuparte por eso».

Trigger le aseguró juguetonamente. Chloe sonrió ante las palabras de su amigo.

Por mucho que se aferrara a Alexandro y durmiera en su cuartel, nadie dudaba de su relación de doncella con el Archiduque.

Ella no tenía más remedio que burlarse de tal idea. ¿Quién consideraría que él iba a estar interesado en una esclava pequeña y desaliñada, si ni siquiera está interesado en las chicas bonitas? Era obvio que todos pensarían, que la sirvienta solo podía cuidar bien de su caballo.

Estaba lejos de ser la mujer rubia esbelta, alta y de grandes pechos que tanto gustaban a los hombres del Imperio.

«Lo sé, verdad. ¿Qué podría tener de bueno alguien como yo?»

Chloe no estaba decepcionada por esto en absoluto.

«En cambio. Para mí es suficiente vivir toda mi vida tranquilamente mirando hierbas medicinales».

Trigger dijo con una voz ambigua y burlesca, rebatiendo la confianza de Chloe al asegurarlo.

“No estoy tan seguro. Aun así, puedes no saberlo. Tal vez hay hombres por ahí que estén dispuestos a correr hacia ti porque les gustas…”

Al mismo tiempo, se preguntaba si una mujer como Chloe estaría bien. En primer lugar, ella tranquiliza a la gente y, si se fija bien, tiene un encanto exótico y misterioso que no se ve muy seguido en las muchachas del Imperio.

Aunque su pequeña estatura, manos, pies, pecho y caderas estaban un poco ajustados, tenía una piel blanca bonita, sin rastros de sudor y un pequeño encanto de caber perfectamente entre sus brazos.

Si no fuera por su gusto por los hombres, ¿no habría podido vivir feliz incluso si se casara con Chloe?

Además, ella no era el tipo de persona que se quejaba de otros, y siempre lo cuidaba y lo alentaba cuando se sentía decaído. Trigger la miró de nuevo. Chloe se enfrentó a la mirada de sus ojos penetrantes.

«… Te ves tan rara».

Él levantó y bajó sus cejas juguetonamente, concentrándose en ella sin decir nada más. Chloe también comenzó a sonreír ante su expresión divertida. Entonces Trigger dijo.

«Hablo en serio. No estoy bromeando.»

Ambos se echaron a reír al mismo tiempo. Y Chloe pensó. Si ella misma no hubiera perfeccionado el idioma del Imperio, la habrían tratado como a una extraña de principio a fin.

La razón por la que los caballeros no la discriminan solo por su apariencia es porque habla perfectamente su idioma. Tenía que agradecer a Elpasa que hablaba el mismo idioma que el Imperio.

***

Miraba la diadema de flor de canario en su mano. En estos días, Chloe es la primera en conciliar el sueño, y por las noches cuando no puede simplemente dormirse, a menudo la saca. Cada vez que miraba las flores, recordaba su rostro mientras olía las flores del jardín. Esa sonrisa natural era el tipo de cosa que no mostraba a menudo frente a mí.

Era un accesorio que ella no quería. De hecho, no tenía intención de dárselo a Chloe. Él mismo no podía entender por qué había comprado la diadema. Fue una decisión puramente impulsiva.

Pero todas las mañanas, cuando Chloe iba a preparar la comida él la escondía, y la sacaba cuando estaba solo por la noche, tocándola un rato antes de quedarse dormido.

Él mismo tenía una sensación de extrañeza.

‘¿Estoy haciendo algo que no debería?’

Pero no fue así. ¿Qué tiene de extraño sacar la diadema y mirarla? Lo hace porque simplemente disfruta reviviendo sus recuerdos con ella. Es solo un accesorio para el cabello que usan las mujeres…

Alexandro, sintiéndose extrañamente culpable de sí mismo, miró la diadema de flores una vez más. Incluso las flores de pétalos rojos y los estambres amarillos se verían realmente bonitas si colgaran sobre su cabello negro en lugar de estar atrapadas entre sus manos grandes y torpes.

La flor de canario, que odiaba, extrañamente continuaba atrayendo su atención. Era Chloe lo que le venía a la mente cada vez que la  veía.

Quiero dársela, pero… Estaba preocupado ¿cómo se la dará?

Ella ya estaba muy cargada con su favor. Además, ya ha pasado más de un mes desde que abandonaron el castillo del Vizconde Arehan. Tal vez se pregunte por qué le doy esto ahora y no antes.

Además, la flor de canario ya no parecía nueva por tanto que  la había sacado y tocado. Después de reflexionar por un momento, volvió a meter con cuidado la diadema en la caja.

‘Vamos a comprar una nueva en otra ciudad’.

Esta vez pensó que podría gustarle si le pidiera que eligiera por sí misma lo que quería. Su cabello negro y lacio se veía bien suelto, pero se vería incluso más bonito si estuviera atado con un accesorio bonito. Una sonrisa se deslizó por su rostro cuando la imaginó con su cabello delicadamente trenzado.

En ese momento, Chloe lo llamó desde afuera del cuartel. Parece que traía el desayuno. Rápidamente se levantó de su asiento y retiró la lona de la tienda para que pudiera entrar.

«Gracias.»

Cuando se acercó para tomar lo que Chloe sostenía en sus manos, se movió rápidamente, como si no permitiera que fuera a quitárselo.

«Lo haré. Por favor, siéntate, Archiduque».

Alexandro quedó impresionado por su rechazo como una espada, que era tan agradable como un día de primavera. Él solo estaba tratando de ayudarla porque parecía realmente pesado.

Siempre se avergüenza ante Chloe por rechazar sus favores de esa manera… Desearía que ella recibiera su favor tan puramente como él le ofrece…

Fue una emoción extraña. Era similar al sentimiento de tristeza.

‘Ja, ¿estoy triste?’

Era gracioso para él que se sintiera triste, pero era verdad. Lentamente se sentó en la silla, observando a Chloe moviéndose detrás de él. Todavía no se sintió aliviado.

“¡Hoy se cocina pato! Buen provecho.»

Mirando el rostro sonriente de Chloe mientras hablaba, volvió la vista hacia la comida que había puesto en la mesa. Su propio desayuno consistía en carne y verduras, así como pan y patatas.

Y eso no es todo, había dos tipos de bebidas, incluida la leche de cabra y un jugo de frutas. Era simple en comparación con la cena, pero era una comida lujosa para acampar en la calle.

Incluso sobre la marcha, los encargados de cocinar han estado cuidando los platos y haciéndolos abundantes.

Por otro lado, cuando miró su plato, solo vio unas pocas rebanadas de papas en un plato de comida en mal estado. Estaba claro que probablemente ni siquiera tocaría su comida aunque él se la ofreciera. Tranquilamente comerá sólo lo que hay en su plato por más nefasto que se vea.

Alexandro recogió los cubiertos, pero sintió que se le escapaba el apetito. No se sentía bien. De repente sintió náuseas.

Todo iba bien; se despertó por la mañana, miró su rostro dormido, se fue a hacer ejercicio con una sensación refrescante, se lavó y trató de tocar un poco la diadema para el cabello, tratando de comenzar el día con un buen corazón.

«¿No comerá…?»

Alexandro no comenzó su comida, por lo que ella tampoco pudo comer. Pronto con un tenedor arrancó unas pocas rodajas de verduras antes de llevarse las rodajas de patata a la boca.

Al verlo comer, fue entonces cuando Chloe comenzó a probar su propia comida. 

‘Debe ser una comida que no sabrá a nada, y solo la comerá para llenar su estómago’. 

Él miró en silencio su expresión.

Pero ella tenía una cara diferente a la habitual. Sin mencionar que sus comidas siempre eran tan insignificantes a Chloe esto era algo que realmente no le importaba. En cambio se alegró de que le dieran algo de comer.

Mientras la trajeron al Imperio desde Elpasa, no les dieron comida, y mucho menos agua. En ese momento, cuando padecía una sed y un hambre ardientes hasta la muerte, pensó: ‘Si tan solo consigo obtener comida y bebida, me esforzaré en esta vida al máximo’.

No tuvo idea cuando vivía como esclava de una droguería en Elpasa, pero la situación de un esclavo de guerra era más precaria y diferente. Cuando la trajeron al Imperio, lo primero que sintió fue el miedo extremo de que sería feliz si solo se resolvía su comida, ropa y refugio.

De hecho, tuvo mucha suerte de que no hubiera personas que murieran por deshidratación en ese momento.

 «¿No estás contento con la comida de hoy?»

Pero por la mañana, Alexandro, que siempre hablaba con una leve sonrisa, no dijo qué estaba pasando y su expresión no era buena.

‘¿Odias el pato?’

No lo notó de inmediato y se culpó a sí misma por desayunar sola.

Ella era su doncella. Debería haber sabido los alimentos que le desagradan o le gustan, pero pensó que no tenía reparos en particular sobre lo que comía.

Por supuesto, él no tenía tal cosa como una comida que no le gustara. Sin embargo, Alexandro movió su mano sosteniendo el tenedor por un momento como si estuviera lleno de insatisfacción y luego miró a Chloe.

«¿Quieres que mande a preparar otra comida?»

Ella sin titubeos desayunó la comida que parecía insípida. No tenía quejas ni resentimientos por esto, simplemente actuaba como si tuviera suficiente con lo que le daban.

Como si nunca hubiera vivido en una familia real, donde debe haber comido muchas cosas deliciosas.

Era su deseo recomendarle que comiera de su comida en vez de ese planto insípido, pero parecía saber la respuesta de Chloe sin necesidad de preguntar.

Definitivamente sabe que no es su culpa y tampoco está enojado con ella por actuar así. Pero no pudo soportarlo. Se sentía como si algo estuviera atascado en su pecho. Aunque no había comido nada, sentía arcadas.

De repente, la voz de Chris llegó a su oído.

«Entonces, ¿te casarás con esa sirvienta?»

Lo dijo en un tono muy ligero, pero incluso pensándolo de nuevo, sintió que estaba lleno de la misma ira de entonces. Pero no podía escupirlo delante de ella.

Una vez más, su corazón comenzó a latir rápidamente. Se sentía como si algo caliente subiera rápidamente desde el corazón hasta su cuello orejas. Eventualmente dejó caer los cubiertos.

“Uff…”

Cerró los ojos e inclinó la cabeza, conteniendo la ira que bullía en su pecho.

No podía entender por qué de repente escuchó la voz de Chris. En realidad, lamenté haberle roto la muñeca ayer, pero ahora creo que fue la mejor decisión.

‘No, mejor romperé esa espada’.

¿Cómo te atreves a decir tal cosa? Incluso pensar en ello de nuevo me enfada.

«Oh no te obligues, mejor iré y pediré que preparen otra comida».

Chloe, mirándolo, se levantó rápidamente y salió del cuartel. Sus acciones fueron muy rápidas. Ella quiso levantarse de su asiento lo antes posible, al ver la apariencia aterradora del Archiduque que no había visto en mucho tiempo. Tenía una cara realmente enojada.

Si no te gusta el pato, solo dime, ¿Qué clase de reacción es esa? No debería asustar así a la gente. No, tal vez estaba tratando de asustarme.

Es una persona que dice que todo está bien, está bien y lo transmite sin problemas, por lo que ciertamente parece expresar sus disgustos de esa manera.

Debo ser sensible a lo que come de ahora en adelante.

Anterior / Menú / Siguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: