Saltar al contenido
La Guía del Perro

 Episodio 27 Confusión

Arco XIV: Pareja bien equilibrada

Episodio 27 Confusión

Chloe caminó de regreso a la habitación del Archiduque. Era por su generosidad que pudo confiar en ella al entregarle dinero para gastar, por lo que esperaba que él no estuviera demasiado molesto por eso.

Toc, toc.

«Duque, es Chloe».

Y pronto la puerta se abrió primero. Sin embargo, la expresión del príncipe era extraña. Tenía una mala expresión en su rostro, como si estuviera preocupado por algo.

«¿Qué le sucede?»

Chloe preguntó primero con una cara preocupada.

«No. No es nada.»

Y la condujo al dormitorio. Chloe, que se dejaba llevar dócilmente por su mano, sintió que algo en su estado de ánimo era diferente a lo habitual.

Su predicción fue correcta. A Alexandro le preocupaba que Chloe se hubiera topado con Clara, a quien acababa de echar.

El pasillo fuera del dormitorio es de un solo sentido.

‘Deben haberse cruzado.’

¿Qué pasará si Chloe malentiende el motivo del por qué una joven salió de su habitación con prisas?

Al regresar de la cena, encontró a Clara todavía en su dormitorio.

De nuevo le resultó difícil poner su mano sobre ella. Presentía que Chloe, que no estaba presente, abriría inmediatamente la puerta del dormitorio y lo encontraría in fraganti.

Así que resueltamente le dijo a Clara que no tenía intención de tener hijos, y mucho menos de casarse, que debía regresar a la capital de inmediato.

Pero Clara persistió. Ella no quería dejar su dormitorio fácilmente, y Alexandro le hizo otro tipo de oferta.

“Conozco a un hombre que se llevará bien contigo. ¿Qué tal si te reúnes con él una vez?”

Escribió una nota con mucha urgencia. De hecho, hubo una persona en específico que vino a la mente de Alexandro rápidamente. Alguien que parecía ser capaz de llevarse muy bien con Clara.

«Pero yo…»

«Si no le gusta, lo pensaré de nuevo».

Al final, engañó a Clara omitiendo el objeto de cuáles son las palabras a considerar. Su intención de pensarlo de nuevo significaba que volvería a considerar no a Clara, sino a otro hombre que le convendría a ella, otro que no fuera él.

Afortunadamente, a pesar de haber sido seriamente amenazada de muerte, no podía darse por vencida y persistió, pero ante las palabras del Duque Clara pensó que era necesario dar un paso atrás para avanzar dos pasos adelante y decidió irse, por hoy.

En su corazón, iba a rechazar rápidamente al hombre que el Archiduque le iba a presentar para aferrarse a él nuevamente.

Luego de la cena, le pidió al Duque que preparara su carruaje, por lo que probablemente Clara emprendió el viaje de regreso a la capital esa misma noche.

Pero cuando la envió fuera y Chloe entró inmediatamente después de ella, quedó claro que las dos se habían encontrado en el camino. ¿Qué debo explicar? Chloe podría pensar que es aún más extraño si dice de la nada que ni siquiera pensó en estar con esa mujer y que es alguien que envió su padre para molestarlo.

«¿Estás realmente bien?»

Chloe puso cara de preocupación y se acercó a él.

La mirada de su rostro inocente le generó a Alexandro una sensación extraña en un lado de su corazón. En el lugar donde estuvieron los sentimientos de culpa, ahora parecían embriagar su corazón con una extraña emoción haciéndolo latir con irregularidad. Cuando le pregunte por Clara y se entere, ella…

‘¿Estarás celosa?’

Alexandro estaba dispuesto a contarle todo, con franqueza, si se lo preguntaba. Y él dirá que no siente nada por ella, y que nunca pasará nada entre él y ella, y mucho menos un matrimonio.

Fue una sensación realmente extraña.

Todo tipo de emociones se mezclaron en su mente. Por un lado, quería que ella estuviera celosa, pero por otro lado, también quería que ella no lo supiera.

Y por otro lado, quería que ella supiera que él era diferente a todos los nobles masculinos que abundan en la capital.

Lo mejor es, por supuesto, que no sabe de Clara, pero como probablemente ya lo sabe, no puede evitar decirle la verdad. Si pregunta, se lo contará todo.

«A mi…»

Pero Chloe podría no atreverse a preguntarle primero. Pensó que primero tenía que quitar la suerte del camino y actuar por sí mismo.

«¿Tienes algo que decirme?»

Entonces Chloe desvió la mirada y sus dedos comenzaron a moverse con nerviosismo. No podía quitarse la culpa de encima.

‘Este hombre realmente no puede ser engañado’.

¿Cómo supo que le escondía algo otra vez y que había perdido todo su dinero en apuestas?

No iba a mentirle de todos modos. Era mejor simplemente decir lo que tenías que decir y luego disculparse y pedir su perdón.

«El hecho es…»

Pero él la miraba como si esperara algo. Chloe sintió algo extraño por el cambio repentino en su estado de ánimo, pero por primera vez, su confesión llegó primero.

«Yo, he gastado todo el dinero que me dio el Archiduque».

Ante sus repentinas palabras, Alexandro se tomó un momento para caer en cuenta de lo que estaba hablando.

«¿Qué dinero?»

“… Ese dinero, el que me diste…”

Alexandro pensó por un momento, luego se dio cuenta de lo que se refería. De todos modos nunca pensó que ella dejaría algo de dinero. Lo importante no era eso. Alexandro volvió a preguntar con urgencia.

«¿Tienes algo más que decir?»

Parecía realmente querer la verdad. Chloe cerró los ojos con fuerza. Luego dijo:

«¡En realidad, lo perdí todo en la casa de apuestas!»

Alexandro se sintió frustrado. No era lo que él quería oír. Su pecho estaba apretado.

¿No tienes curiosidad por saber qué tipo de relación tiene conmigo la mujer que conociste en el pasillo, la mujer que debe haber salido de mi habitación?

Alexandro tragó saliva con fuerza. Parecía que las palabras saldrían de su boca en cualquier momento. Trató de calmar su mente. Y él dijo, “… Debió haber mucha gente grosera en la sala de juego. ¿Te lastimaste?”

Al escuchar sus palabras amistosas nuevamente, como de costumbre, Chloe sintió que estaba a punto de llorar. Gastó mucho dinero en la casa de juego que le regaló su buen amo.

«Lo siento.»

Alexandro rápidamente consoló a Chloe, que estaba haciendo una voz triste.

«Está bien. No había necesidad de traer el dinero de vuelta».

«¿De verdad?»

«Sí.»

Ver a Chloe sonriéndole rápidamente hizo que Alexandro volviera a sentirse urgente. Su corazón parecía estar latiendo erráticamente de nuevo.

«¿No te encontraste con alguien en el pasillo?»

«Ah, sí. Vi a una persona muy hermosa».

Clara parecía una mujer casta y noble de la que nunca hubiera podido imaginar su carácter original.

Alexandro esperó a que siguieran otras palabras de Chloe. Pero ella no hizo ninguna de las preguntas que él esperaba, solo lo miró con ojos brillantes.

‘¿Por qué?’

Alexandro se volvió cada vez más miserable a medida que su silencio se hacía más largo.

‘… ¿Qué esperaba?’

Chloe no parece tener curiosidad por la relación entre él y Clara. Parecía que no le importaba en absoluto.

Se sentía como si su pecho, que había estado latiendo con fuerza, se estuviera enfriando velozmente.

Mientras observaba cómo la expresión del Archiduque se convertía gradualmente en decepción, tuvo que reflexionar, incapaz de encontrar más palabras para decir. Lo meditó y Chloe finalmente encontró la respuesta.

«¡Ah!»

Ahora que lo pienso, el Príncipe no quería que nadie entrara que no conociera su dormitorio, así que la puso a dormir en su dormitorio para evitar esas incursiones. Pero cuando la mujer salió de su dormitorio, era obvio que se había topado con él.

«¿Entró en la habitación del Príncipe contra su voluntad?»

Chloe hizo una pregunta con una mirada de sorpresa en su rostro, y Alexandro buscó algo que decir por un momento. Tiene razón sobre la pregunta que ha estado esperando… De alguna manera fue diferente a la reacción de celos que esperaba.

“Oh, Dios mío, de verdad. ¿Vino cuando yo estaba en la ciudad? Lo siento. Debería haber estado allí para detenerla… Supongo que soy realmente una doncella inútil. No, ¿cómo diablos una dama de aspecto tan amable se aprovechó de venir a escondidas a la habitación del Príncipe?

Al ver a Chloe balbucear galimatías, Alexandro supo que algo andaba mal.

La reacción que debería mostrar… ¿Es esta la correcta?

Confundido, Chloe le asestó el golpe final con cara de preocupación.

«¿Estás bien?»

Alexandro sintió algo extraño.

‘¿Con qué exactamente no voy a estar bien?’

¿Cree que la mujer ha ejercido algún tipo de violencia contra él? ¿Es esto lo que Chloe debería sentir por un caballero llamado el Héroe del Imperio?

Alexandro no pudo encontrar una respuesta adecuada. Fue realmente confuso. Un hombre y una mujer estaban en la misma habitación, entonces, ¿por qué se preocupa por su bienestar sin mostrar celos?

Alexandro luego recordó las mentiras que le había dicho a Chloe cuando la atrajo a su habitación, sufre de un grave cuadro de insomnio.

No, pase lo que pase, soy un tipo saludable…

Fue entonces cuando Alexandro comenzó a dudar de lo que Chloe pensaba de él.

Pero no lo sabía con seguridad. Simplemente sintió que su reacción fue un poco diferente de lo que esperaba.

Aunque sentía ansiedad en la esquina de su pecho, nunca imaginó que la mujer que lo ve todos los días malinterpretaría su orientación sexual.

***

Alexandro, que aún no se había quedado dormido, inquieto por su corazón complicado, miró a Chloe, que ya estaba dormida con cara despreocupada. Aprovecha de ver su rostro dormido para no ser atrapado, por si se despierta antes por la mañana como si estuviera cometiendo un gran pecado.

Nuevamente se durmió como la persona más despreocupada del mundo. Esa noche, Chloe durmió bien, como si no tuviera nada que ver con los problemas que él había estado experimentando y la desesperación que había escuchado de ello.

Alexandro se enderezó de nuevo y miró hacia el techo. Incluso en medio de eso, fue un movimiento cuidadoso, para que no se despertara.

¿Por qué diablos Chloe se preocupó por su condición en primer lugar cuando había una mujer desconocida en el dormitorio?

No importaba cuánto lo pensara, no podía encontrar una respuesta. Dijo que debido a su insomnio se sentía incómodo con que otros entraban en su espacio sin permiso, pero no dijo que tuviera miedo de eso.

Además, ¿no es un hombre ordinario con un cuerpo sano y una mente clara?

«Buenos días.»

Pero cuando me desperté, Chloe me saludó con voz agradable.

«Sí. ¿También dormiste bien?»

«Sí.»

Alexandro levantó la manta que cubría su cuerpo y se levantó de la cama.

‘Ay.’

Chloe, que se estaba estirando, dejó de respirar por un momento ante la repentina revelación de su cuerpo desnudo.

Su piel color cobre y su cuerpo cubierto de músculos era algo que veía todos los días, pero al verlo así de indefenso en la mañana, parecía que había comenzado un día realmente agradable.

Afortunadamente, llevaba una última pieza de ropa interior, pero Chloe ya lo había visto completamente desnudo varias veces.

No miré de cerca, pero cada vez que le echaba un vistazo, me sorprendía. Incluso si era un tipo de humano completamente diferente a Gilbert, Chloe parecía poder creerlo.

Chloe se tomó un momento mientras se dio la vuelta para mirar su espalda bien estirada, y se le ocurrió un pensamiento diferente.

‘¿Cómo se siente ser abrazada por ese cuerpo…?’

Por supuesto, se vería bien con una mujer bonita a su lado, pero parecía que se llevaría aún mejor con ella como amante incluso si tuviera un hombre decente a su lado, luciría como un calamar delante de su amo.

‘Viéndolo así, es fácil entender por qué las criadas escriben novelas de caballerizas obscenas con otro hombre sobre del Archiduque.’

Tenía un cuerpo y una atmósfera más masculinos que cualquier otro hombre. La palabra «varonil» es más adecuada para él en todo el sentido de la palabra.

“Chloe.”

«¿Sí, sí?»

Como estaba pensando indecorosamente sobre Alexandro, se sorprendió por su repentina llamada.

«Dile al sirviente que llame a un barbero».

No era del tipo que se deja crecer la barba rápidamente, pero cada vez que visitaba la finca, siempre se afeitaba con una navaja.

«Ah, sí. Vuelvo enseguida.”

Sin embargo, el barbero no llegó después de que había pasado mucho tiempo a pesar de que había entregado la orden del Archiduque. Mientras cargaba la ropa sucia de Alexandro y arreglaba la limpia, no hubo noticias y estaba a punto de volver a llamar al asistente cuando escuchó un golpe en la puerta del dormitorio.

“De hecho, hoy el encargado de afeitar exclusivamente al Duque no pudo venir porque no se sentía bien. Dicen que llamaran ahora mismo al mejor barbero de la ciudad…”

«Suficiente. Yo lo haré. Pide que traigan una navaja y agua jabonosa”.

Estaba claro que al barbero le tomaría mucho tiempo llegar al castillo del Duque desde el pueblo. De hecho, Alexandro estaba más acostumbrado a afeitarse por sí mismo. No era algo muy difícil de hacer.

El sirviente inmediatamente se despidió con pesar y le trajo las cosas que le pidió.

Chloe preparó un espejo y una silla como lo había visto afeitarse un par de veces. Con sus hábiles manos se aplicó el agua jabonosa y la navaja y se miró en el espejo.

Sin embargo, aunque hubiera sido correcto mirar primero su rostro en el espejo, Chloe, que estaba organizando su ropa a su espalda, le atravesó un llamado de atención primero.

¿No es esto algo más de lo que se supone que ella debe hacer?

De hecho, el afeitado podía lastimarte la cara, por lo que era adecuado que lo hiciera un barbero profesional de aristócratas. Pero va a estar un poco gruñón si tiene que esperar demasiado. Obviamente no necesita repetir el dolor de cabeza que sufrió por el trabajo de ayer.

Chloe es su doncella, pero ni siquiera lo asiste durante el baño, y mucho menos le quita o le pone la ropa. De hecho, al principio se negó a que ella hiciera todas esas tareas porque no quería que lo tocara.

Seguramente Alexandro lo recordaba. Pero seguía volviéndose inconsistente en sus acciones.

«¿Alguna vez has afeitado a alguien más?»

Ante la abrupta pregunta de Alexandro, ella, que había estado doblando su ropa, levantó la cabeza y lo miró.

«¿Yo?»

Ella no sabía afeitar con navaja. Nunca manipuló una antes, pero Chloe no sabía por qué preguntaba.

Alexandro miró sus ojos redondos y sonrió suavemente.

«Si, tú.»

Si le pidiera que lo afeitara, definitivamente agitaría su mano para negarse. Alexandro quería ver a Chloe desconcertada.

Viendo al Archiduque que preguntó con una cara suave, Chloe respondió con un poco de tranquilidad.

«No. ¿Quién querría que yo lo afeite?”

Chloe habló un poco en broma y con calma, pero Alexandro entendió lo que quería decir de inmediato.

Como era una esclava, no se habría atrevido a tocar los rostros de los plebeyos, y mucho menos de los nobles. Pero esta vez, surgió una pregunta completamente diferente de él.

«Vamos, ¿debiste haber sido amiga de otros esclavos del sexo opuesto, no?».

Habló como si tuviera amigos cercanos del sexo opuesto, bueno, era una pregunta que hice a la ligera porque pensé que los habría ayudado al menos una vez.

Pero la reacción de Chloe fue bastante seria. Era como si estuviera recordando un recuerdo pasado.

«Bueno…”

De hecho, hubo algunos esclavos varones y comerciantes comunes a quienes les agradaba en la farmacia.

Pero a ella realmente no le importaba. Los hombres del Imperio y Elpasa solo pensaron en Chloe, que era mucho más pequeña que ellos, como una prodigio, más no la consideraron como alguien valiosa para una reunión sentimental más seria.

Anterior / Menú / Siguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: