Saltar al contenido
La Guía del Perro

 Episodio 31 El Mayor deseo y anhelo de un hombre

Arco XV: El peso de la verdad

Episodio 31 El Mayor deseo y anhelo de un hombre

 “Puede que nadie lo sepa, excepto yo”.

«¿De qué estás hablando?»

Chris, que miró a Alexandro con cara seria, sacudió la cabeza con pesar.

Fue hace dos meses. Encontró a Alexandro cargando a Chloe en las primeras horas de la mañana. Ni siquiera él lo sabía, pero no quería molestar al Archiduque en ese momento, así que fingió dormir de nuevo.

Pensó que era realmente extraño. El Archiduque nunca fue lo suficientemente cariñoso como para trabajar tan duro por los demás.

Aún menos por una mujer.

Después de pelear con él y lastimarse la mano, Chris notó que Alexandro había cambiado.

No, antes de eso ya estaba cambiando. Incluso palabras vulgares como saludos amistosos, o decir que hace buen tiempo, estaban lejos de su personalidad impasible.

Pero en estos días estallaba en risas vanas, y otras veces escupía palabras sentimentales. Su dulce sonrisa, que ni siquiera había imaginado, a menudo se veía en su joven rostro.

Y… Dondequiera que mirara, su doncella siempre estaba allí. En estos días, incluso compartía el cuartel con su criada, y era raro verlos separados.

No sé si lo sabía, pero el Archiduque era una persona muy solitaria. No era un hombre que perdía el tiempo por algo de placer, y Alexandro era un hombre que se tomaba las responsabilidades de la vida muy en serio.

Chris también conocía el peso de la responsabilidad, por lo que pudo entender a Alexandro. Entonces Chris estaba muy preocupado por él, ya que podría ser su único amigo.

No le desagradaba el cambio de Alexandro. Quería que su amigo fuera feliz.

‘Si Su Majestad Graham lo supiera, lo que ha pasado alrededor de estos cuatro meses. ¿Se la llevaría lejos?’

La doncella era una esclava. Duncan nunca le dará la bienvenida a una mujer asó, incluso si ella dice que permanecerá a su lado como amante. Pero cualquiera que fuera el camino que tomara Alexandro, Chris estaba decidido a apoyarlo.

“Es tal como lo acabo de decir. Por cierto, ¿cuántos años cumple tu doncella este año?”

No estaba familiarizado con la cara de irritación de su amigo que vio hoy por primera vez, pero eso también fue interesante.

«¿Por qué preguntas eso?»

Al ver a Alexandro hacer sus propias impresiones, Chris sintió como si un pequeño diablito estuviera a su lado y avivara su corazón malvado. Apenas endureciendo las comisuras de sus labios que seguían subiendo, fingió no saber y le dijo a su amigo.

“Tenía miedo de que hubiera una gran diferencia de edad entre mi sirviente y ella. Porque tu doncella parece demasiado joven.”

«¡Estás haciendo cosas de las que no tienes que preocuparte!»

Alexandro respondió como si estuviera de muy mal humor e inmediatamente le dio la espalda a Chris y comenzó a regresar a las llanuras.

Chris estaba encantado con su reacción, más exagerada de lo que había previsto y no sabía qué hacer con la diversión que le llenaba el pecho. Pensó que era un hombre grande y más inteligente que ningún otro, y el sentimiento de derrota en su vida que sintió la primera vez que peleó y perdió contra Alexandro pareció desaparecer.

«Mi sirviente es bajo y enano, así que creo que se llevará bien con tu doncella».

Chris fingió no saber y siguió a su amigo. Alexandro seguía sin responder. Chris parecía conocer la expresión del rostro de su amigo sin tener que ir a comprobarlo.

Como era de esperar, el estómago de Alexandro estaba hirviendo.

“Tiene una personalidad gentil, así que tal vez a tu doncella también le guste, ¿verdad? Después de todo, esa mujer es…”

«Su nombre es Chloe».

La voz de Alexandro, que interrumpió a Chris, era baja y amenazadora. Chris rápidamente corrigió sus palabras ante su voz, como si fuera a golpearlo si no la llamaba por su nombre.

“Sí, Chloe probablemente quiere conocer a un chico agradable y amable para vivir cómodamente juntos. Mi asistente es así, tiene dinero, y es apuesto…”

Chris no dejó de hablar hasta que dejó las llanuras y llegó al Castillo del Duque.

Alexandro se arrepintió de acompañarlo, con quien tropezó en el establo. Iba a montar a caballo para ordenar los pensamientos extraños en su cabeza.

«De todos modos, hablaré con Chloe a ver qué piensa».

Cuando los dos llegaron a los establos, cada uno puso sus caballos en sus jaulas. Chris se bajó de su caballo con la ayuda de un cochero debido a su mano lastimada. Alexandro pensó que estaba balbuceando tonterías hasta ese momento. Ni siquiera era digno de recibir una respuesta suya.

‘Tengo que decirle a Chloe que no cruce palabras con Chris.’

Alexandro se comprometió a prestarle mucha atención a ella y su rápido regreso era el deseo de encontrarse nuevamente.

Detrás de Alexandro, Chris sonrió y murmuró.

«Tal vez mi asistente sea mejor que un idiota que no sabe lo que está haciendo».

***

El Archiduque es una persona rara.

Él era el que a veces hacía cosas que no tenían sentido, pero nunca duraba todo el día como hoy.

Cuando regresó de afuera, de repente dijo: “Chris tiene una enfermedad cardíaca, así que no le hables”. Era absurdo, pero la expresión de Alexandro era tan seria que Chloe no tuvo más remedio que asentir con la cabeza.

Incluso había saltado a su cama sin darse su baño favorito, viéndolo así, su estado de ánimo no mostraba signos de mejorar. Se saltó la cena y frunció el ceño todo el rato, ante lo que lo que sea que lo enojaba tanto.

Cuando Chloe lo miró mientras escribía la carta para Jorge en una hoja de papel con una pluma estilográfica, pronto se dio cuenta de que ya no lucía tan enojado. Y empezó a hacer las cosas que tenía que hacer.

Su carta a Jorge no sería respondida, pero Chloe no se perdió un día. Obviamente, Alexandro se la entregaba a su búho mensajero y la entregaba bien.

Teniendo en cuenta las expectativas de Jorge, Chloe no podía dejar de escribir sus cartas, sin importar lo cansada que estuviera.

Chloe, que estaba absorta en terminar su carta, sintió una mirada sobre ella. Ocurría a menudo, pero a ella realmente no le importaba.

‘Si el Archiduque tenía algo que decir, pronto lo dirá’.

Además, mañana tenía que dejar el castillo del Duque. Con una mente tan tranquila y sin cansancio, Chloe parecía poder escribir cualquier cantidad de información sobre hierbas.

Afortunadamente, el Duque de Carlsberg y los miembros de su familia, con quienes se encontraba ocasionalmente, también demostraban que los asuntos de los Caballeros Templarios iban bien.

Ahora los caballeros estaban listos para emprender un viaje nuevamente. Nos quedamos más tiempo del planeado inicialmente, así que tendría que trabajar duro en el camino.

“Chloe.”

«¿Sí?»

Ella respondió rápidamente a su llamada repentina, y Chloe miró al Archiduque y se sobresaltó por su expresión complicada.

‘¿Por qué diablos eres tan bipolar estos días? ¿Qué sucede contigo?’

Pero cuando la llamó, Alexandro no dijo nada.

«¿Se siente incómodo?»

Sin embargo, al ver la expresión de preocupación en su rostro, las palabras de Alexandro salieron de la nada.

«Me duele un poco la cabeza».

Estaba más sano que nadie, pero lo que le dijo a Chloe no era mentira. Cuando pienso en las palabras que dijo Chris, sentí como si una esquina de mi pecho estuviera obstruida y la parte posterior de mi cuello estuviera entumecido. Chris solo lo dejó con más estrés del que tenía antes.

Mientras Chloe lo escuchaba meditabundo, recordó el baño de velas perfumadas, que a menudo le había dado a Aaron. También le gustaba porque aliviaba su estrés, así que tal vez pensó que a Alexandro también le gustaría.

“¿Puedo encender una vela perfumada para cuando me bañe más tarde?”

«¿Velas perfumadas?»

«Sí. Reduce mucho mi dolor de cabeza».

“Pero eso… ¿No es eso algo que solo hacen las mujeres?”

Alexandro estaba desconcertado por la repentina sugerencia de Chloe.

“No es un aroma floral, es solo un remedio a base de hierbas”.

De hecho, estaba dispuesto a hacer lo que Chloe le pidiera hacer sin ninguna duda. Sin embargo, preguntó el motivo de su recomendación porque sentía que Chloe lo estaba tratando como a una persona enfermiza.

Su intención era decirle que estaba dispuesto, y que lo haría. Sin embargo, las siguientes palabras de Chloe fueron sorprendentes.

«A Aarón-sama también le gustó».

“… ¿Aarón?”

Mientras pensaba en por qué apareció de repente el nombre de su Mayordomo Aaron, recordé que Chloe había estado bajos las órdenes de Aaron antes.

Sí, el cochero le dijo que Aaron preguntaba por ella todos los días cuando Chloe estuvo recluida en el establo.

En el momento en que lo pensó, su voz involuntariamente osca salió, haciéndolo levantar la voz.

«¿Asististe el baño de Aaron?»

«Sí.»

Alexandro apenas resistió las palabrotas que peligraban con salir de su boca. Se sintió enojado hasta la punta de las orejas.

Entonces, ¿está bien con ver su cuerpo desnudo porque vio a muchos otros hombres desnudos?

Definitivamente no era su culpa. Definitivamente no es que esté enojado con Chloe. Pero sintió náuseas.

«Ya me bañé hoy temprano, así que lo haré la próxima vez».

Como si supiera lo que estaba pensando, Chloe lo miró con una sonrisa tímida.

“Uff…”

Alexandro suspiró profundamente y comenzó a golpearse el pecho. Estaba tan molesto que no podía soportarlo.

«¿Incluso si es un baño rápido?»

Chloe, quien volvió a preguntar con cara de preocupación, recibió una respuesta salvaje.

«No. Me voy a dormir ahora, así que tú también hazlo, ¡descansa un poco!»

Sin siquiera mirarla a la cara con frustración, Alexandro comenzó a quitarse la ropa. Se desabrochó y se quitó la blusa, y se detuvo por un momento antes de quitarse los pantalones.

Cuando me di la vuelta rápidamente, vi a Chloe organizando la carta que había estado escribiendo sin siquiera prestarme atención.

Su cuerpo desnudo no significa nada para ella. Alexandro se sorprendió, como si alguien le hubiera golpeado la cabeza con un martillo.

De hecho, como caballero, estaba orgulloso de su cuerpo como cualquier otro hombre lo estaría. Le habían dicho innumerables veces que sus músculos se veían geniales incluso por los mismos caballeros masculinos. También ha percibido a muchas mujeres que no podían apartar los ojos de su cuerpo desnudo.

Chloe, que tenía toda su carta doblada y organizada, levantó la cabeza y lo miró.

‘No lo creo, ¿qué significa esto?’

Miró el rostro del Archiduque mientras este la miraba con una expresión seria en su rostro como si estuviera conmocionado, y Chloe simplemente aumentaba el fuego. Su cara estaba doblada hacia un lado.

“Su estómago… ¿Se siente muy mal?”

Alexandro la miró inmóvil, luego volvió a mirar su propio cuerpo.

Ella obviamente conoce su propio cuerpo desnudo, lo ha visto antes completamente desnudo.

¿Cómo podía estar tan tranquila y no darle la más mínima mirada a alguien del sexo opuesto justo frente a ella? Su cabeza estaba llena de tales pensamientos.

Pero pronto dejó de pensar. Tenía que respetar los deseos de Chloe de todos modos.

Pronto se dio la vuelta y se dirigió directamente a su cama. E inmediatamente cerró los ojos.

Obviamente no había nada más que oscuridad bajo sus parpados cerrados, pero de repente apareció la cara sonriente de Chloe.

Alexandro hoy más que nunca, no quería verla en su cabeza.

Otro profundo suspiro escapó de su boca. Porque en realidad ella yacía muy cerca suyo. Cuando se duerma, estará sacudiendo y girando su pequeño y suave cuerpo de un lado a otro…

‘Debo estar loco.’

Su noche fue larga y angustiosa.

***

«Te vi pasar un buen rato en el pueblo, y eso me hizo sentir mucho más ligero».

Dijo el Duque Joachim Carlsberg sin soltar la mano de Alexandro. Era tarde en la mañana, ya había pasado unos días en el Castillo del Duque y ahora estaba a punto de emprender el camino nuevamente con la ceremonia.

«¿Me viste?»

“A mi nieto le gustan los dulces que venden en el pueblo, así que a veces salgo. Fingí no conocerte porque me parecía que  no querían ser molestados».

“Es perturbador viniendo de ti, pero lo soportaré”.

Alexandro sonrió suavemente. El Duque de Carlsberg no se ofendió en absoluto por ningunos de sus comentarios inesperados. Sabía bien que el Duque sólo era honesto.

 “¿Quieres pasar por la antigua propiedad de la familia McCowell?”

Cuando el Duque, que le había estado dando un cálido cumplido, de repente le hizo una pregunta a Alexandro, la atmósfera a su alrededor se volvió fría. Tal vez solo Chloe detrás de él no comprendía del todo la situación, cuando incluso Trigger parecía sorprendido.

“Ahora es propiedad del Duque Hamel Antenor. No creo que vaya allí”.

Alexandro respondió con calma.

“¿Por qué no? No has visto a tu madre desde hace bastante tiempo, estoy seguro de que será una buena experiencia».

“…”

Alexandro giró la cabeza hacia un lado sin decir una palabra. Significa que no quiere contestar. Alexandro, que estaba a punto de soltar la mano que sostenía, volvió a mirar al Duque de Carlsberg, que seguía sin soltarlo.

Dijo el Duque, como si no le importara en absoluto las miradas atónitas a su alrededor, y tomó su mano con un poco más de fuerza a propósito.

“Lo que creas depende de ti. Pero el peso de la verdad nunca es ligero. Entonces, ¿eso que tienes en mente, no deberías comprobarlo por ti mismo?»

Pero aún no había respuesta de Alexandro. Entonces el Duque dio un paso más cerca y le susurró al oído.

“Sé que no eres tan débil. Te enseñé a pedido de Duncan, pero nunca me arrepentí de ir en su contra, incluso sabiendo que era traición».

Pronto el Duque, sin esperar su respuesta, le preguntó con voz seria.

“¿Me vas a decepcionar?”

Alexandro dejó escapar un pequeño suspiro. Fue extrañamente incapaz de desobedecer las palabras del Duque de Carlsberg. Ha sido así desde la infancia. Un erudito brillante, el Duque sabía cómo irrumpir en la mente de los demás.

«De acuerdo. Si se ajusta a mi horario… Lo consideraré con los miembros de los Caballeros Templarios”.

El  Duque luego se rió a carcajadas. Extendió su otra mano y sujetó la mano de Alexandro con ambas.

“No tengas miedo de cualquiera que sea la verdad. ¿A qué diablos teme un hombre guapo como tú? ¡Jajaja!»

Como si estuviera muy complacido con la respuesta de Alexandro, el Duque, que todavía no podía dejar de reír, sonrió hasta que los caballeros y el grupo se fueron.

Cuando el grupo del príncipe estaba a punto de salir por las puertas, el Duque gritó su nombre en voz alta.

“¡Alexandro!”

Solo el Duque de Carlsberg se atrevió a pronunciar su nombre. Mirando hacia atrás con una cara más clara, el Duque de Carlsberg lo saludó con un amplio movimiento de sus fuertes brazos.

«¡Vive felizmente!»

Alexandro, que sabía que ese era el mayor deseo y anhelo del hombre llamado Duque de Carlsberg, sonrió con amargura.

El Duque también fue un hombre que renunció a su poder por su propia felicidad y regresó al Reino.

«Lo haré.»

Cuando se dio la vuelta y salió por la puerta del castillo con su grupo, el aspecto de su espalda parecía más claro. Thomas estaba allí cuando se acercó a Chloe, quien estaba desconcertada por la situación.

“Ese abuelo, ¿qué tipo de valentía tiene? No importa la edad que tenga el Archiduque, su hígado está demasiado hinchado”.

Chloe parecía que estaba a punto de estallar en carcajadas por las palabras de Thomas, pero apenas lo contuvo. El ‘abuelo’ al que se refiere era el Duque.

«¿Por qué?»

«Para preguntarle al Archiduque sobre la familia McCowell, ¿Quién más sino él se atrevería a hacer eso?»

Thomas también susurró la ‘familia McCowell’ en voz muy baja. Ante su actitud cautelosa, como si fuera un tabú, Chloe se quedó perpleja, pero decidió no preguntar.

Fue porque me preocupaba que me preguntaran si yo era una espía como sugirió Trigger. Por mucho que Thomas supiera que era de Elpasa, no había necesidad de seguir recordándoselo. Chloe, naturalmente, quería mezclarse con la ceremonia a toda prisa.

«Lo sé, ¿verdad?.»

Al final, Chloe, que no conocía el contenido del partido, miró rápidamente hacia adelante y caminó rápidamente para no presumir.

«No sabes de lo que estoy hablando, ¿verdad?»

Sin embargo, Thomas, quien notó de inmediato su mentira, sonrió y llamó a Chloe para que se detuviera. Por un momento, ella volvió a mirar a Thomas.

“Tú no puedes mentir. Está escrito en toda tu cara.”

«Oh, ja ja ja…”

Después de que todos habían pasado por las puertas, comenzaron a marchar en una dirección distinta al lado del pueblo. Alexandro caminaba al inicio de la marcha conversando con Evan, Boris, Christopher, Elton y Martin con rostros serios. Todos ellos eran caballeros de alto rango que eran llamados los pros de los Caballeros Templarios.

“Los McCowell son antiguos Duques. La familia de Sophia McCowell, la madre del Archiduque».

Por un momento, Chloe se quedó perpleja ante las palabras de Thomas.

¿Por qué no usa honoríficos para referirse a la madre del Archiduque? Y dado que eran ex Duques, ¿eso significa que ya no? Además, ¿por qué Sophia McCowell? ¿No debería ser la madre del Archiduque Sophia Graham?

Como si supiera su pregunta, Thomas continuó.

“Sophia McCowell murió por traición. Y más tarde la familia McCowell fue destruida”.

‘¿Qué?’

Chloe había pensado que su madre vivía en alguna otra propiedad de los Graham. Era porque nunca la había visto en la mansión de la capital, y nadie hablaba de ella.

Chloe dejó de respirar ante las palabras en las que nunca había pensado. Pensé que debido a que Alexandro era un hombre bien educado, sus padres debían haberlo cuidado bien. Él era un hombre realmente bueno.

Pero, ¿y si existiera tal cosa como una familia disfuncional…? 

“Ya han pasado más de 10 años de eso”.

Chloe se sintió terriblemente triste.

Anterior / Menú / Siguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: