Saltar al contenido
La Guía del Perro

Episodio 16: Sin errores

Arco IV: El comienzo del viaje

Episodio 16 Sin errores

Desde el día en que asumió por primera vez el papel de salvar a Howl, Chloe nunca había conocido al Archiduque. Escuchó  que él había venido varias veces a ver cómo estaba Howl, pero estaba dormida y él no la despertó.

Solo revisó al caballo y se fue, lo que significaba que le era indiferente. Además, no tenía motivos para mostrar interés por ella.

‘¿Qué quieres de una esclava que está haciendo esto por salvar su vida?’

Incluso Evan, el vicecomandante de los Caballeros Templarios, estuvo presente para ver cómo el caballo corría esta mañana, pero el Archiduque no lo vio. Parecía estar muy ocupado con lo fue el día antes de la ceremonia. Mirando en silencio desde atrás, Howl parecía más saludable que cualquier otro caballo.

Impresionado por esto, Evan dijo que asistiría a la ceremonia con Howl como estaba planeado originalmente. Todavía no estaba totalmente curado de sus heridas, pero Evan, un destacado caballero, no se preocupó por eso.

Después de revisar a Howl en la mañana, regresó a la sala de medicina del Departamento de enfermería con un mensaje en mano a punto de encontrarse con Jorge para hacer la transferencia formal.

“De todos modos, hubo una orden de Aaron para llevarte a la mansión del Archiduque de inmediato. Dijo que tienes mucho que aprender hoy y mañana”.

El cochero apresuró a Chloe, que todavía estaba en estado de pánico.

‘Me ordenaron que la llevara lo antes posible, pero ¿qué diablos está pasando por la cabeza de esta chica?’

Trigger, que gruñía para sus adentros, la arrojó sobre la carreta regañando y diciéndole que se moviera rápidamente.

‘¿Esto es un sueño?’

Mirando la expresión de enojo de Trigger, no parecía un sueño. Pero ella todavía no podía entender la situación.

Seguiría al hombre que quería evitar en la medida de lo posible y con ello las mayores dificultades que eso le traía. Recordó los días en que miraba de reojo su cara y barajaba las palabras para no hacerlo enojar, fingiendo dormir mucho antes de la noche, diciendo que prefería ser una perra esclava tonta que enfrentarse a él.

Chloe solo quería llorar.

‘¿Por qué mi vida está tan retorcida otra vez?’

Quería preguntarle a alguien el porqué de sus desgracias. Pero ahora tenía que ir a su mansión y aprender a servirlo, como si la hubieran arrinconado en la guarida de un tigre.

Siempre estuvo motivada, pero esta vez no mostró ninguna motivación por moverse.

«¡Vamos, date prisa!»

El cochero hizo caso omiso de su dilación, mientras su intención de no ir continuaba expresándose por todo su cuerpo.

Incluso después de apenas llegar a la mansión del Archiduque, Chloe no dijo una palabra en todo el tiempo. Aunque siempre decía pocas palabras, hoy no tenía vida en los ojos ni fuerza en el cuerpo. Justo cuando Trigger la bajó, finalmente llegó a la oficina de Aaron.

Aaron la saludó con su rostro severo. Empezó a decirle esto y aquello, con una mirada inflexible en su rostro, al contrario de cuando se estaba bañando en la mansión Kufihit con aceites relajantes.

Escuchó la mitad de todo lo que le dijo y la dejó sin darle tiempo de adaptarse al repentino desarrollo de su situación. La reconociera o no como capaz, Aarón la encomendó como doncella privada de su jefe.

La criada del Archiduque en la mansión, era una abuela llamada Sandra.

La criada de aspecto muy quisquilloso no dejaba de regañarla con su boca constantemente, y comenzó a decirle lo que le gustaba y lo que no le gustaba al Archiduque.

“… Es por eso que al Archiduque no le gusta mucho que toquen su cuerpo. No le gusta que nadie lo moleste, ni al bañarse ni antes de dormir. Chica, ¿estás escuchando?”

«Sí. Cuando le sirva un baño, debo masajearle los hombros…”

«¡No! Si no lo haces bien, se enfurecerá. ¡Necesitas centrarte!»

Sandra, que gritaba ferozmente, miró a Chloe con ojos desconcertados. Fue solo cuando vio los ojos terriblemente serios de Sandra que ella pareció haber vuelto en sí.

Chloe, que pensó que estaría bien no causarle problemas, creyó que por lo menos tenía que hacerlo bien, ya que no podía escapar. Si comete un error y va en contra de la voluntad del Archiduque, Aaron o Sandra, que la trajeron aquí y le enseñaron, serán regañados. Solo pensar en eso me hizo sentir incómoda.

«Lo siento. Yo lo siento mucho. Lo haré sin errores”.

“Eso espero, no puedo asumir la responsabilidad de lo que sucederá si vas en contra de las intenciones de nuestro Archiduque estando tan lejos, así que hazlo bien ¿Comprendes?”

Chloe tragó su saliva. Sabía muy bien a qué tipo de hombre iba a servir en el futuro.

«Si.»

“Tal vez tu trabajo principal sea preparar y vestirlo y cambiarlo de ropa, hacer la ropa de cama, limpiar sus cuchillos todos los días, organizar su armadura, preparar su té favorito de vez en cuando y preparar agua para su baño todos los días. Entonces…»

No había fin a lo que Sandra tenía que decir. Parecía que solo estaba diciendo que tenía que hacer todo el trabajo molesto y tedioso de permanecer a su lado desde que se despertaba hasta que volvía a la cama.

Había trabajado para asistir al baño de Anna, pero nunca había trabajado como sirvienta. Debido a que nunca hizo algo así, estaba preocupada dentro de ella si podría hacerlo bien. Sandra habló sin parar hasta que llegó la hora de la cena. Se sintió incómoda todo el tiempo.

«Preferiría que me castigara, así no podría trabajar demasiado».

“Nunca pienses que si tienes demasiado trabajo, preferirías que te castiguen”.

Sorprendida por las palabras de Sandra, Chloe abrió mucho sus ojos de conejo y la miró.

“A menos que quieras ser decapitada por su espada”.

Chloe tragó saliva ante esas frías palabras.

‘¿Cómo me volví así?’

Fue injusto, pero después de escuchar las palabras de Sandra tan frías como el hielo, su situación apretujó su corazón nuevamente. Cuando llegó la hora de su cena, Sandra la invitó a su comida. Pero en ese momento deseó visitar la mansión Kufihit y despedirse de Anna. Es más, aún no había hablado con Jorge sobre su nueva situación.

Apenas le rogó a Sandra para que le permitiera salir de la mansión. El cochero la llevó a la mansión Kufihit.

«Oye, anda con cuidado. El Archiduque no es un hombre común».

«Sí, me duelen los oídos de tanto escucharlo».

Al responder medio desconcertada, se olvidó de agradecer a Trigger y movió los pies hacia la mansión Kufihit.

Afortunadamente, Anna, a quien no había visto en mucho tiempo, mantenía una tez mejor que antes. Incluso le explicó lo que le sucedió y lo que la llevó a participar en la ceremonia. Ella consoló a Chloe, quien tenía una mala expresión en su rostro, diciéndole que ella estaba familiarizada con Aaron y la entendía, y que era un honor que fuera parte de la ceremonia.

“Todo el Imperio estaba zumbando con la historia de la ceremonia. Sería un honor si yo también pudiera viajar al Imperio con esos maravillosos caballeros y participar en la ceremonia. Siento bastante envidia de ti, Chloe».

Chloe no tenía nada que decirle a Anna. Cuando se quedó callada, ella añadió.

“Por cierto Chloe, estarás sirviendo al Archiduque como sirvienta. Mi hermano mayor también lo sirve, y él también es un héroe del Imperio, pero yo… Chloe, estoy preocupada por ti, así que escucha esto y nunca lo repitas».

Por un momento, la voz de Anna bajó.

Ella dijo: «La amiga de la amiga de mi doncella es la sirvienta de la Señorita Clara, hija del Duque de Bandoras, bueno, ayer mismo…».

Y Anna dijo en voz más baja.

“Él abusó de la Señorita Clara”.

«¡…!»

Los ojos de Chloe se abrieron como platos sin poder volverse más grandes. Pero la historia de Anna aún no había terminado.

“Además, dijo que le gustaba golpear a las mujeres”.

«Ughh».

Chloe respiró hondo.

“¡Shh! Si mi hermano supiera de lo que te estoy hablando, no me dejaría ir».

Se llevó el dedo a la boca como si le rogara que se callara, miró hacia la puerta cerrada y luego le indicó a Chloe que se acercara. Y le dijo en un susurro.

«La razón por la que a menudo participa en guerras es porque tiene ese tipo de pasatiempo».

Mientras Anna la miraba congelada con preocupación, agarró a Chloe por los hombros.

«Ten cuidado, Chloe».

Chloe no pudo responder.

Sus pasos al salir de la mansión Kufihit eran más pesados ​​que antes. Vi a Trigger charlando con otro conductor de la mansión.

Recordó que Gilbert, su exmarido, no la golpeaba. Sin embargo, cuando ella trabajaba en la farmacia, incluso escuchó que un noble que era un señor local tenía el pasatiempo sádico de golpear a las mujeres, y lo vio cambiar de esposa de vez en cuando. Entonces, ella entendía bien lo que significaba que algunos tuvieran una ‘orientación sexual’ inusual.

‘Así que es por eso que a menudo participaba en guerras a pesar de que tenía un alto poder’.

Ese tipo de hombres se excitaban y divertían con el acto de ver o golpear sangre. Solo ahora entendió por qué el Archiduque, que era prácticamente el Príncipe Heredero del Imperio, había estado involucrado en la guerra desde una edad temprana.

Le gustaban esos actos feroces.

“Oye cochero. No me malinterpretes. Tengo curiosidad…»

«¿Qué es?»

Ante la repentina pregunta de Chloe, él la miró con rostro curioso.

“Y si, y sí… ¿Qué pasa si un esclavo se escapa? Solo pregunto porque tengo curiosidad”.

“Hmm, las leyes del Imperio no tienen piedad cuando se trata de esclavos traídos de la guerra. Dicen que les cortan las extremidades, los matan y se los dan de comer a los animales”.

“Pero el esclavo que escapa por primera vez es enviado a una mina de carbón o a un burdel, ¿cierto? Y si aún trata de huir, ¿no es ahí cuando lo matarán?”

O por lo menos, esa era la ley de Elpasa. Trigger respondió con una sonrisa.

“Hay muchos esclavos en el Imperio, por lo que ya hay demasiados de ellos enviados a minas y burdeles. Y como este país está unido por la guerra, si no lo dejamos así de claro, tal vez los esclavos se rebelen. ¿Eres de un país derrotado también? Eres tan afortunada. Ahora que lo pienso, muchos de los esclavos pertenecientes a la familia Kufihit eran nobles de los países derrotados, ¿tú también eres de la nobleza?”

“Oye, ¿qué tipo de noble crees que soy? Soy una esclava hasta los huesos”.

“Sí, te ves de ese modo. En fin, nunca hagas nada como huir por casualidad. El Imperio tiene muchos esclavos, por lo que las leyes son muy estrictas”.

Luego de terminar sus palabras, Trigger aceleró el paso para no llegar tarde al tiempo prometido con Sandra. Cuando Chloe escuchó a Trigger, pareció que su mente se aclaró. Estaba condenada a muerte si se escapaba.

‘¿Qué puedo hacer sobre esto? Por lo menos aún tengo algo de suerte, así que creamos en el porvenir’.

Podría haber vivido con sufrimiento y llena de resentimientos en una mina de carbón o en un burdel, pero ahora tuvo la oportunidad de trabajar en un lugar fácil y recorrer el Imperio.

El hecho de que ella trabaja como la doncella del Archiduque le heló el corazón, pero en lugar de preocuparse y alarmarse por lo que aún estaba por suceder, decidió hacer lo mejor que pudiera por ahora.

En lugar de que le cortaran las extremidades mientras pensaba en escapar y ser asesinada como un perro, sería mucho mejor para ella simplemente sentarse junto al Archiduque, doblar su ropa, lavar la ropa y deambular por el Imperio. También recordó que tenía el pelo corto y vestía ropa de hombre, por lo que el Archiduque podría tomarla como un hombre.

‘Sigo siendo afortunada.’

Chloe trató de pensar positivamente.

Finalmente, el evento de artes marciales de 7 días había terminado. Y comenzó la ceremonia que todos habían estado esperando. Si este era un festival para las personas que vivían en la capital, la Ceremonia era un festival para todos en el Imperio. El territorio visitado por los Caballeros les daría la bienvenida a lo grande y pasaría un tiempo como un festival durante su estadía.

Fue un evento que requirió mucho dinero tanto por parte del Imperio como para el Territorio a visitar, pero fue un fondo necesario para la gente del Imperio que había estado luchando en la guerra durante más de 10 años. Además, era la primera vez que una fiesta de artes marciales se realizaba de forma tan grandiosa. Para el pueblo, fue un evento conmemorativo del Imperio que había unido efectivamente al continente.

En el cielo de la ciudad capital ondearon diversas banderas y pétalos animando a los caballeros. Todos vitorearon y vieron partir a los caballeros, vestidos con sus armaduras y capas.

Como Chloe era la doncella del Archiduque, estaba en la horda principal de los Caballeros Templarios. Eventualmente, hasta la mañana en que dejó la ceremonia, su corazón incómodo se calmó gradualmente entre la gente que vitoreaba y los caballeros y las botas que no ocultaban su corazón abrumador. Ella quería seguir el camino por el que todos caminaban con una expresión feliz en su rostro, y no con una expresión hosca y amarga.

Sin embargo, luego de que dejaron la capital por un tiempo, se hizo cada vez más difícil. Los caballeros montaban a caballo, y Chloe, los asistentes de los caballeros, y los cocheros tenían que caminar. Tuve que caminar duro para seguir el ritmo de los caballos. No fue difícil para todos, pero tampoco fue un paso fácil. Por lo que he oído, solo se detienen dos veces al día; a la hora del almuerzo, y en la cena antes de acostarse.

En el caso de los caballeros de alto rango, se alojaban en el castillo del señor o dormían allí tras pedir permiso en la mansión del noble. Sin embargo, escuché que los caballeros menores y los sirvientes acampan afuera en mantas. Al moverse de un territorio a otro, los caballeros de alto rango también establecían cuarteles y acampaban.

‘Realmente no lo sé.’

Chloe miró al mejor jinete a su lado. Al darse cuenta de que su mirada estaba sobre él, también la miró y ella desvió la cabeza. Entonces lo distinguió.

Nunca antes lo había visto tan correctamente.

Era el Archiduque Graham en Xanthos, un caballo grande y brillante. Era tan majestuoso como el caballo que montaba.

La vista lateral desde el costado era tan perfecta como la vista frontal.

La apariencia de un hombre guapo con una bonita armadura y una capa que montaba un caballo negro como el dueño parecía sacado de un libro de cuentos de hadas.

Como si demostrara ser el más alto noble con un alto título, desde los dedos de los pies hasta su cabello cuidadosamente recortado, no había nada que no brillara.

‘Qué hombre tan guapo…’

Tenía cabello castaño oscuro y ojos azules como un cielo despejado. Desde cejas pobladas hasta una nariz alta y afilada, y labios cerrados moderadamente gruesos.

‘Su cara realmente no se parece a su personalidad’.

A diferencia de su cuerpo alto y robusto, su rostro era lujoso y hermoso. Era un hombre muy guapo y elegante. Pero al contrario de su apariencia, en realidad era un hombre aterrador.

‘Este no es el momento de apreciar la cara de ese hombre’.

Chloe volvió a mirar al frente apresuradamente, temiendo que sus ojos se volvieran a ella.

Finalmente conoció al Archiduque hoy. Todo lo que tenía que hacer era mantener la cabeza gacha y caminar junto a él, mirando al suelo todo el tiempo, pero era la primera vez que lo veía desde que dejó a Howl en su establo.

Es un desperdicio que le guste golpear mujeres con esa cara que hace a cualquiera enamorarse de ella.

Anterior / Menú / Siguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: